Frases célebres… O las odias, o las adoras, pero no suelen dejar indiferente a nadie.

En mi caso particular nunca he sido demasiado fan de este tipo de “perlas épicas” o “arengas motivacionales”, pero como sucede con tantas otras cosas en la vida quizás lo óptimo es encontrar un término medio.

Ni blanco, ni negro, sino gris…

Frecuentemente las frases célebres sobre emprendimiento, motivación y la vida en general pueden ayudarnos a ordenar nuestras ideas, silenciar el ruido de fondo y centrarnos en lo que realmente importa.

En un extremo, algunas de estas frases realmente pueden cambiar tu vida.

En el artículo de hoy quiero compartir contigo 5 de estas frases – atribuidas a reconocidos personajes – que en distintos momentos de la vida han sido de gran inspiración para con la esperanza de que a ti también puedan aportarte algo.

“Dentro de 20 años lamentarás más las cosas que no hiciste, que las que hiciste. Así que suelta amarras y abandona puerto seguro. Atrapa el viento en tus velas. Sueña. Explora. Descubre.” 

– Mark Twain

Desde que tengo uso de razón la inevitabilidad de la muerte me ha provocado una mezcla de fascinación, curiosidad, pánico y no pocas noches de insomnio.

Eurípides – uno de los grandes poetas griegos de la antigüedad – ya aseguró en una ocasión: “Nadie puede decir con confianza que aún vivirá mañana…

Por poco que nos guste pensar en estas cosas, y por macabro que suene, mucho me temo que Eurípides estaba en lo cierto.

Esto se acaba, querido Lector. En algún momento dejaremos de escuchar la música, y nuestra particular banda sonora llegará a su fin. La buena noticia es que aunque no podemos viajar atrás en el tiempo y comenzar de nuevo, lo que podemos hacer es comenzar a construir un final diferente desde hoy mismo.

Dicen que cuando estamos a punto de marcharnos para el otro barrio vemos pasar ante nuestros ojos la película de nuestra vida; una sucesión de fotogramas que resume nuestra existencia en este mundo. Y entre esa sucesión de fotogramas habrá aciertos y desatinos, tanto en lo personal como en lo profesional.

¿No sería triste que esa película estuviera repleta de lamentos y arrepentimientos por todo lo que nunca llegamos a hacer? ¿Por los pasos que no nos atrevimos a dar?

Al fin y al cabo uno puede tomar decisiones desacertadas, pero me da la impresión de que lo más doloroso será pensar en aquellos sueños que no tuvimos el coraje de perseguir.

No sugiero que actúes como un kamikaze temerario e insensato. Pero la próxima vez que tengas que tomar una decisión complicada – especialmente en lo referente a proyectos empresariales o nuevas oportunidades profesionales que se salgan de tu zona de confort – recuerda esta frase del genial escritor Mark Twain

“Los amateurs esperan sentados a que les llegue la inspiración; los demás directamente nos ponemos a trabajar.”

_ Stephen King

La segunda frase célebre es de otro de mis escritores favoritos (aunque bastante diferente, claro).

No me canso de repetirlo: en esto del marketing online triunfan los que más hacen, y no necesariamente los que más saben.

Evidentemente antes de hacer cualquier cosa y zambullirse a la piscina es aconsejable adquirir unos conocimientos mínimos, tener una idea de lo que pretendes conseguir y trazar un plan de actuación, pero en algún momento hay que pasar a la acción.

El problema es que con demasiada frecuencia no pasamos a la acción; no porque no sepamos lo que queremos, sino porque nunca parece buen momento para hacerlo.

Si estás esperando la tormenta perfecta – que se alineen los astros de tal forma que prácticamente tengas garantizado el éxito antes de empezar – probablemente nunca harás nada.

Llámalo perfeccionismo, llámalo excesiva planificación, llámalo miedo al fracaso, llámalo como quieras. Lo tendrás todo perfectamente estructurado en la cabeza, pero irán pasando las semanas, después los meses y luego los años, y no darás el salto.

Y mientras, seguirás esperando el momento perfecto y perdiendo un tiempo valioso (un tiempo que, como decía Mark Twain en nuestra primera cita, ya no volverá).

Quizás todavía no has puesto en marcha tu proyecto en Internet porque sigues buscando “el nicho de mercado perfecto” o “la idea infalible”. O quizás porque meses (o años) después de identificarlo, no sabes qué plataforma utilizar. O porque estás intentando resolver en tu cabeza todas los hipotéticos problemas que podrían surgir (a pesar de que todavía no tienes que enfrentarte a ellos por la sencilla razón de que todavía no has hecho nada).

Hazte un favor a ti mismo – y a los miles de Usuarios potenciales que esperan ansiosos el producto o servicio que tienes que ofrecer – y no esperes a que se alineen los astros, ni que estalle la tormenta perfecta.

“Todo el mundo es un genio. Pero si juzgas a un pez por su habilidad de trepar árboles pasará la vida pensando que es estúpido.”

_ Albert Einstein

Como expliqué detalladamente aquí, siempre me ha costado horrores visitar otros blogs en mi nicho de mercado, y todavía hoy me resulta complicado (aunque lo estoy superando).

A pesar de que analizar a tus competidores – incluso establecer una buena relación con ellos – es un ingrediente fundamental en la estrategia de crecimiento de cualquier negocio, a mí frecuentemente me ha producido un considerable malestar por la sencilla razón de que aparentemente todo lo hacen mejor que yo.

Las comparaciones son odiosas, y juzgarte a ti mismo en función de tu habilidad para superar a todo el mundo en todas las áreas es un error colosal que mina la autoestima y te vaciará emocionalmente.

Es fundamental comprender (y creer fielmente) que todos somos únicos, con nuestras correspondientes fortalezas y debilidades. Todo el mundo – absolutamente todo el mundo – tiene alguna habilidad especial y mucho que aportar. En un terreno tan multidisciplinar como es el marketing online, es preciso que identifiques y saques partido a tus fortalezas en lugar de recrearte en tus debilidades permanentemente.

Si juzgas al mayor experto del mundo en posicionamiento SEO por su habilidad de hablar en público, al mejor orador por la calidad de sus vídeos en YouTube y al mejor diseñador por la calidad de sus posts, podrías pensar que son todos unos ineptos. Pero evidentemente estas comparaciones no valen para nada, así que procura no hacerlas (especialmente contigo mismo).

“El trabajo, la persistencia y la diligencia son las madres de la buena suerte.”

_ Benjamin Franklin

Si nadie te critica, probablemente es porque nadie sabe lo que estás haciendo o – peor aún – porque a nadie le importa.

La única forma de evitar las críticas es pasando desapercibido, lo cual habitualmente no es una buena forma de construir un negocio sostenible en Internet. Independientemente de lo que hagas, vas a necesitar una audiencia y eso implica necesariamente exponerse al público.

A medida que avances en tu proyecto de marketing online y tu audiencia vaya creciendo, te van a criticar. “There will be haters”.

Da igual si tu tráfico proviene de un blog, de un podcast, de un canal de vídeos en YouTube, de un foro, de as redes sociales o de una lista de suscriptores de e-mail marketing; cuando alcances una cierta masa crítica, habrá gente que por diversos motivos despreciará tu trabajo.

Hay críticas constructivas y destructivas, y te criticarán por distintos motivos, pero si las cosas te van bien muchas personas van a menospreciar tus logros limitándose a citar “la suerte” como el principal ingrediente de tu éxito.

Indudablemente la suerte juega un papel esencial en cualquier negocio (online u “offline”), pero evidentemente no es el único ingrediente que compone la receta del éxito.

La buena noticia es que puedes minimizar el papel que juega el azar en el porvenir de tu negocio, sencillamente haciendo mayor énfasis en aquellos factores que controlas de forma más directa: la pasión, la perseverancia, el trabajo, la paciencia y la diligencia.

Si exploramos el pasado y la trayectoria de personas que han alcanzado la cima en cualquier disciplina, en la inmensa mayoría de los casos no nos llamará la atención la suerte que han tenido sino la ingente cantidad de trabajo, esfuerzo, sacrificio y perseverancia que han invertido.

Construye tu propia suerte.

“9 de cada 10 empresas fracasan, así que puse en marcha un plan infalible: lo intente 10 veces.”

_ Robert Kiyosaki

La verdad es que el planteamiento de Robert Kiyosaki (emprendedor, inversor, orador y autor del célebre bestseller Rich Dad Poor Dad) es irrefutable. Hay que ser conscientes de las probabilidades reales de éxito, y actuar en consecuencia.

Los anglosajones lo llaman “grit”; algo que literalmente podría traducirse como “tierra”, “grava”, “arenilla” o “suciedad”, pero que a efectos prácticos podemos interpretarlo simplemente como “tenacidad”.

Grit” significa apretar los dientes y perseverar contra toda adversidad, especialmente cuando las cosas no salen como uno esperaba.

Significa creer en nuestras posibilidades, aunque nadie más lo haga. Al fin y al cabo, si nosotros no creemos en nosotros mismos ¿cómo lo va a hacer un tercero?

Grit” significa clavar los codos y crear contenidos de alto valor añadido para nuestros Usuarios de forma periódica – posts, podcasts o vídeos que genuinamente ayuden a solucionar un problema o resolver una frustración – aunque no siempre nos apetezca. Aunque inicialmente nadie nos lea.

Grit” significa sustituir las palabras “derrota” y “frustración” por “aprendizaje”, llevar una libreta siempre encima para anotar la inspiración cuando sea que quiera surgir, e ignorar a los ignorantes que no entienden lo que haces ni por qué.

Pero sobre todo “Grit” significa nunca darse por vencido, nunca tirar la toalla, nunca rendirse.

La perseverancia no sólo consiste en seguir navegando hacia adelante contra viento y marea para sacar adelante un proyecto, sino también en saber cuándo algo ha llegado a su fin y tener el coraje de empezar de nuevo – frecuentemente partiendo de cero – aprovechando la experiencia adquirida.

Menciones honoríficas

Lo más complicado de este artículo ha sido quedarme con 5 frases – y sólo 5 – ya que en general, aunque sean distintas y hayan sido pronunciadas por diferentes personas a lo largo de la historia, la inmensa mayoría giran en torno a un puñado de conceptos como son la perseverancia, la autoconfianza y la filosofía vital.

En cualquier caso, a pesar de que distintas frases pueden estar relacionadas con un mismo concepto, es evidente que algunas nos llegan más que otras así que para concluir quiero compartir contigo unas cuantas más…

“Aquellos que piensan que algo es imposible no deberían interrumpir a quienes lo están haciendo.”

_ Proverbio Chino

“El precio de equivocarse es inferior al precio de no hacer nada.”

– Seth Godin

“La verdadera calidad consiste en hacer las cosas bien, incluso cuando nadie está mirando…”

– Henry Ford

“No importa la velocidad a la que avances, siempre y cuando no te detengas…”

– Confucio

“Las cosas buenas pueden llegar a quienes saben esperar, pero sólo serán las sobras de quienes han mostrado iniciativa para conseguirlas.”

– Abraham Lincoln

“No son las especies más fuertes ni más inteligentes las que sobreviven, sino las que mejor se adaptan al cambio”

– Charles Darwin

“La mejor forma de equilibrar trabajo y placer es dedicándote a un trabajo que te resulte placentero.”

– Donald Trump

“Sólo los necios aprenden exclusivamente de sus propios errores; los sabios observan también los errores de otros…”

– Otto von Bismarck

“Con sabiduría se construye la casa y con inteligencia se ponen sus cimientos.”

– Proverbios

“No hay nada tan inútil como hacer de forma eficaz aquello que no debería de hacerse en primer lugar.”

– Peter Drucker

“Deja para mañana aquello que estarías dispuesto a morir sin haber hecho.”

– Pablo Picasso

“No he fracasado. Sólo he descubierto 10.000 cosas que no funcionan.”

– Thomas A. Edison

“Muchas veces el éxito consiste en ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo por el camino.”

– Winston Churchill

“Lo más difícil de todo es tomar la decisión de pasar a la acción. El resto es meramente tenacidad.”

– Amelia Earhart

“Todos nuestros sueños pueden convertirse en realidad, si tenemos el coraje de perseguirlos.”

– Walt Disney

Y tú, ¿tienes alguna frase célebre que te motive especialmente?

Este artículo apareció primero en OscarFeito.com.

Mi Tutorial Paso A Paso ➨ Cómo Crear Tu Propio Blog Desde Cero

x

¿De Verdad Quieres Crear Un Negocio Increíble?

Llévate GRATIS mi guía de 35 páginas para hacerlo bien desde el principio