Con la reciente compra de Zappos por US$ 928 millones, Amazon pone de manifiesto su interés en dominar un lucrativo sector – la venta de calzado y accesorios por Internet – que hasta la fecha no había podido hacer orgánicamente. De paso refuerza de forma práctica la noción de que en tiempos de crisis los más ambiciosos tienen una gran oportunidad de consolidar y extender su liderazgo, especialmente en Internet donde muchas valoraciones son muy sensibles a los vaivenes macroeconómicos.

Antes de pensar “qué caro, pero si nadie compra zapatos por Internet”, lo cual no sería una idea especialmente descabellada si nos centramos en el modesto mercado español, un dato bastante representativo; se estima que este sector (venta de ropa, calzado y accesorios online) genera al año más de US$ 23.000 millones en ventas, prácticamente el doble que la electrónica de consumo. Extraña, por tanto, que muchos podríamos nombrar de carrerilla y sin mayor dificultad a 5 etailers que vendan cámaras digitales en nuestro país pero tendríamos que darle más vueltas para nombrar a 5 que vendan zapatos.

Una posible reflexión, ¿esto es consecuencia del estado de maduración de nuestro sector de Comercio Electrónico o es más bien una causa de que estemos a la cola de tantos otros países? ¿Ofrecemos lo que el Usuario desea, siempre con el objetivo de aportar valor al Consumidor, o dejamos este factor de lado en no pocas ocasiones a la hora de lanzar un proyecto en Internet?

Zappos, fundada en 1999, había recibido más de US$ 60 millones en financiación por parte de fondos destacados incluyendo Sequoia Capital y Venture Frogs. Se estima que su volumen anual de ventas supera los US$ 500 millones.

Mi Tutorial Paso A Paso ➨ Cómo Crear Tu Propio Blog Desde Cero

x

¿De Verdad Quieres Crear Un Negocio Increíble?

Llévate GRATIS mi guía de 35 páginas para hacerlo bien desde el principio