Con un par

La verdad es que uno no puede más que admirar las cartas que se saca Google de la manga de vez en cuando. Aparentemente la presión, las reiteradas amenazas y las pataletas de una industria con varios siglos de antigüedad – la prensa tradicional – le resbalan y sigue...