La elección de colores es uno de los pilares básicos del diseño web, y una decisión crucial que no debes tomar a la ligera.

Aunque la teoría del color puede llegar a ser una materia extremadamente compleja, existen una serie de reglas básicas que conviene tener muy en cuenta a la hora de diseñar tu blog, tu perfil en las redes sociales, un eBook o cualquier otro tipo de contenido visual.
A pesar de que se podrían escribir enciclopedias completas sobre la teoría del color (y, de hecho, se han escrito), en el artículo de hoy vamos a resumir algunas de las lecciones más importantes que te ayudarán a escoger combinaciones de colores atractivas y eficaces.

Los Colores Primarios, Secundarios y Terciarios
Empecemos por el principio…
Los colores primarios son aquellos que no se pueden obtener mediante la combinación de ningún otro color.
Si bien teorías más modernas consideran el cian, el amarillo y el magenta como colores primarios, la teoría de color más tradicional formulada en el Siglo XVIII se centra en el rojo, el amarillo y el azul.
Los colores primarios según el modelo tradicional
A efectos de este artículo, y con el objetivo de comprender más fácilmente cómo puedes aplicar la teoría del color a tus trabajos en Internet, vamos a optar por el modelo clásico que es más fácil de comprender e igualmente eficaz en la mayoría de los casos.
Los colores secundarios se obtienen mezclando dos colores primarios a partes iguales (por ejemplo el azul y el amarillo para crear verde), mientras que los colores terciarios se derivan de mezclar un color primario y un color secundario a partes iguales.
Por ahora fácil, ¿verdad?
El Círculo Cromático o La Rueda de Color
Sir Isaac Newton desarrolló el primer círculo cromático en 1666, y desde entonces científicos y artistas han desarrollado innumerables variaciones sobre el mismo concepto que no es otro sino mostrar distintas tonalidades en una secuencia lógica.
La rueda de color “estándar” suele representarse como un círculo dividido en doce segmentos y para construirla partimos de los tres colores primarios.
Posteriormente se añaden los colores secundarios entre cada uno de los primarios que lo forman, y por último, agregamos los colores terciarios:
Representación tradicional de la rueda de color
La Armonía Cromática
Ahora que hemos definido los colores principales y su forma de elaboración, vamos a ver cómo podemos combinarlos para crear experiencias visualmente agradables.
La armonía cromática (o armonía de los colores) podría resumirse como un conjunto de técnicas y principios que se utilizan para combinar colores de forma que el resultado final sea equilibrado para el ojo humano.
En las experiencias visuales, la armonía es algo que resulta agradable. 
De forma subconsciente, la armonía establece una conexión emocional positiva con el espectador aportando tranquilidad, orden y equilibrio (tres ingredientes que irán de maravilla en tu blog). 
Por contra, cuando algo no es armónico se produce una cacofonía visual que puede resultar aburrida, monótona o directamente caótica. ¡Esto no lo queremos en nuestro blog!
La armonía cromática es un pilar esencial en la usabilidad web, ya que el cerebro humano tiende a rechazar información no estimulante o caótica, lo cual puede provocar rechazo hacia tu blog aunque tu contenido sea extraordinario (más sobre el contenido extraordinario y cómo crearlo aquí).
Como es lógico, los principios de armonía cromática han ido evolucionado mucho a través de los siglos y también sobre este tema podrían escribirse tomos enteros, pero a día de hoy hay unos cuantos conceptos útiles que veremos a continuación.
Armonía Basada en Colores Análogos
Los colores análogos son aquellos que se encuentran a ambos lados de cualquier color en el círculo cromático; colores vecinos, si quieres.

Los colores análogos son vecinos en la rueda cromática
En las combinaciones análogas habitualmente domina uno de los tres colores. Se encuentran frecuentemente en la naturaleza (por ejemplo las distintas tonalidades de las hojas de un árbol o los pétalos de una rosa), combinan bien en su conjunto y provocan la sensación de serenidad y armonía motivo por el que habitualmente se utiliza este tipo de armonía cromática para el diseño de dormitorios y demás espacios interiores.
Cuando optes por este tipo de combinación, asegúrate de que existe suficiente contraste. Como explicaba anteriormente, habitualmente domina uno de los tres colores mientras que el segundo sirve de apoyo para el tono dominante y el tercero tiene la misión de acentuar o resaltar matices.
Armonía Basada en Colores Complementarios
Los colores complementarios son aquellos que se encuentran en el lado directamente opuesto del círculo cromático:
Los colores complementarios ocupan lugares opuestos en la rueda cromática
Se definen como colores complementarios porque visualmente quedan bien juntos (se complementan), y entre ellos existe el máximo contraste posible.
Ojo: la utilización de dos colores directamente complementarios puede ser un arma de doble filo, ya que en ocasiones la combinación puede resultar demasiado vibrante. Una alternativa es el esquema complementario dividido.
Armonía Basada en Colores Complementarios Divididos
Se trata de una ligera pero significativa variación armónica sobre la paleta de dos colores puramente complementarios.
En este caso se parte de un color base, y en lugar de utilizar el color directamente opuesto en la rueda cromática se utilizan los dos que se encuentran a cada lado del color complementario:
En lugar de utilizar el color complementario, elegimos los dos a ambos lados
Las paletas de colores construidas sobre este esquema siguen siendo vibrantes y tienen un contraste elevado, pero al prescindir del color directamente complementario provocan algo menos de tensión visual.
Colores y Sentimientos
Como hemos visto anteriormente, generalmente en los esquemas de color una tonalidad predomina sobre todas los demás independientemente de cómo decidamos combinarlos.
A pesar de que la utilización del color en distintos trabajos de diseño es algo muy subjetivo, ya que cada persona puede reaccionar de forma diferente ante un mismo color y es difícil generalizar, la elección de estos colores dominantes es fundamental porque los colores sí provocan emociones en las personas
El color, ni más ni menos, es una forma más de comunicación y como tal debe tenerse muy en cuenta durante el proceso creativo tanto online como offline.
Las experiencias personales, las asociaciones que forma nuestro subconsciente, o nuestro bagaje cultural son sólo tres factores que pueden afectar cómo cada uno de nosotros reaccionamos ante un mismo color.
Pero hay una serie de principios comúnmente aceptados:
Rojo
El rojo es el color más cálido de todos.
Se asocia con el fuego, la violencia, la sangre y la guerra, pero también con el amor y la pasión (de hecho, históricamente se ha asociado tanto con el demonio como con Cupido… ¡Menuda combinación!) 
En efecto, el rojo es el color de los extremos más vibrantes.
Estudios científicos indican que el color rojo podría incluso provocar efectos fisiológicos en el cuerpo humano, como por ejemplo aumentar la presión arterial o acelerar la frecuencia cardíaca.
En la cultura occidental moderna el rojo se asocia también con el enfado y con el peligro (la mayoría de avisos incluyendo la clásica señal de “Stop” o los semáforos), mientras que en otras culturas como la China se asocia a la prosperidad, la felicidad y la buena suerte. 
En suráfrica, en cambio, el color rojo se asocia con el luto espoleado en gran medida por la popularidad de las sucesivas campañas contra el virus del SIDA en las últimas décadas.
Un color vibrante y poderoso, que debe utilizarse con cuidado especialmente si trabajamos con un público multicultural.
Naranja
El naranja es un color vibrante y rebosante de energía, frecuentemente asociado con el cambio y el movimiento.
Es el único color cuyo nombre denota un objeto – la fruta de la naranja – por tanto también inspira frescura, bienestar y salud.
El color naranja carece de la abrumadora potencia del rojo, pero aún así se utiliza para representar el fuego transmitiendo fuerza y vitalidad sin llegar a resultar sofocante o amenazante.
Dicho esto, la utilización de color naranja en diseño web es una apuesta no exenta de riesgos ya que es un color que polariza; algunos lo adoran, mientras que otros lo detestan.
Amarillo
El amarillo frecuentemente se considera como el más brillante y energizante de los colores cálidos, y es uno de los que más consigue captar nuestra atención (no siempre en el buen sentido, ya que el amarillo no suele estar entre los colores favoritos de la persona media).
A menudo el color amarillo se asocia con la felicidad (las típicas caritas o emoticonos sonrientes), el sol, la primavera y la esperanza, aunque como contrapunto también puede tener connotaciones negativas como la cobardía (Marty McFly, ¡eres un gallina!) o el peligro.
Las variaciones culturales del color amarillo son significativas. En Egipto, por ejemplo, este color simboliza el luto mientras que en Japón representa el valor y en la India se asocia al comercio.
Si bien los tonos más suaves de amarillo se utilizan frecuentemente en diseño web como un color neutro ya que como puedes ver no destaca demasiado bien sobre el blanco, los patrones más intensos y brillantes se utilizan para dar la sensación de alegría y felicidad.
Verde
El verde es el color de la tierra, la ecología, el medio ambiente y la naturaleza.
Se utiliza para representar esperanza, renovación, fertilidad y crecimiento, aunque bien es sabido que en muchas culturas el color verde también tiene connotaciones negativas como la envidia, la enfermedad o la falta de experiencia.
El color verde – creado a partir del azul y el amarillo – posee muchos de los atributos tranquilizadores del azul y además incorpora parte de la energía del amarillo.
A efectos de diseño web, el verde te puede servir para transmitir sensatez y equilibrio.
Azul
A pesar de que la palabra “azul” en inglés (“blue”) se asocia con la tristeza, la depresión y la melancolía, también se emplea frecuentemente para representar sosiego y responsabilidad.
El azul es el color con el que asociamos el cielo, los mares y los océanos de nuestro “planeta azul”, pero como suele suceder con todos los colores primarios y secundarios la tonalidad y el matiz pueden aportar significados muy diferentes.
Los tonos de azul más fuertes aportan un mayor grado de autoridad y fiabilidad, mientras que los matices más débiles tienden a evocar sentimientos de amistad, calma y espiritualidad.
Posiblemente el azul es uno de los colores más utilizados en diseño web (y estadísticamente es el favorito del mayor número de personas), lo cual es bueno y malo; bueno porque rara vez te equivocarás utilizando este color, pero malo porque puede resultar demasiado común.
Morado
El morado y el púrpura son dos colores que históricamente se han asociado con el poder, el lujo, la riqueza y la realeza
Al tratarse de una combinación del rojo y el azul, el morado asume connotaciones de ambos creando divertidas combinaciones que evocan creatividad, imaginación y magia.
Curiosamente el morado es uno de los colores menos comunes en la naturaleza, y antiguamente se requerían hasta 12.000 crustáceos para extraer 1,5 gramos de tinte morado para crear una sóla prenda de este color.
En muchas culturas del mundo los tonos más oscuros de morado también pueden asociarse al luto, mientras que los más claros tienen connotaciones románticas.
Negro
El negro es el color neutro más fuerte de todos.
En el lado positivo el color negro se asocia comúnmente con el poder, la elegancia y la formalidad. Sin embargo, el color negro también tiene connotaciones negativas como la muerte o el luto.
El color negro puede utilizarse tanto en diseños conservadores y elegantes como en creaciones minimalistas y modernas, con fines más o menos convencionales dependiendo de los colores con los que se combine.
Blanco
El blanco y el negro se encuentra en lados diametralmente opuestos del espectro, y ambos pueden funcionar bien con prácticamente cualquier otro color.
El blanco simboliza la pureza, la limpieza, el bien y la virtud, y en occidente suele asociarse con la industria de la salud y el bienestar.
A efectos de diseño el color blanco forma una base neutra que permite destacar más los otros colores.
Gris
El gris es un color neutro, creado en su forma más simple a partir del negro y el blanco, y por tanto dependiendo de la cantidad que utilices de cada color base puede tener un significado u otro.
En general el gris se considera un color formal y conservador, y se utiliza frecuentemente en diseños y logotipos corporativos para transmitir profesionalidad.
Marrón
El marrón es un color que se asocia a los elementos naturales como la tierra, la madera y la piedra.
Puede utilizarse para representar fiabilidad, resolución y constancia, aunque frecuentemente puede resultar algo aburrido y difícil de combinar.
Conclusión
Bueno, pues con esto concluimos nuestra introducción a la teoría del color. 
Se dice que una imagen vale más que mil palabras, y el color utilizado ocupa un papel fundamental a la hora de decidir si la connotación de esa imagen es positiva, negativa o neutral.
Recuerda que cada color tiene el poder de evocar sentimientos positivos y negativos, y que estas connotaciones pueden variar significativamente de una cultura a otra.
Como en tantas otras áreas del marketing digital, en este caso también te recomiendo probar distintas iteraciones hasta dar con algo que te guste y que tenga sentido. 
En tu búsqueda hacia una paleta de colores para tus trabajos, estas tres herramientas te serán de gran ayuda:
Paletton
Paletton es una herramienta que te permitirá encontrar combinaciones de colores visualmente atractivas para tu blog, perfiles en redes sociales o trabajos creativos.
Para empezar, escoge uno o varios colores centrales. A partir de ahí, juega con los distintos parámetros de la rueda cromática para crear combinaciones atractivas. También podrás trabajar con esquemas de colores monocromáticos, buscar colores complementarios, tríadas, tétradas, o también buscar colores análogos, entre otras opciones.
COLOURlovers
Antes de ponerte a diseñar un blog, un módulo publicitario o cualquier otro elemento gráfico para tu página web así a lo loco, visita COLOURlovers; una comunidad creativa donde gente de todos los rincones del mundo comparten colores, paletas y patrones de diseño gráfico.
Busca paletas de colores por palabra clave, o explora las combinaciones más populares, y encontrarás inspiración para tu propios proyectos.
Color Hunter
Color Hunter es una herramienta gratuita que genera una paleta de colores a partir de una simple imagen o fotografía.
Ni siquiera es necesario registrarse para empezar a cazar paletas de colores (a no ser que quieras guardar tus paletas de colores favoritas); simplemente introduce la URL de la imagen a partir de la que quieres generar una paleta gráfica y dale al botón.
Especialmente útil para crear esquemas de colores en blogs, páginas web y perfiles de redes sociales donde lo que predomina es una imagen destacada.
Interesante, ¿verdad?
Te dejo con tus experimentos, ¡y no olvides compartir!
Este artículo apareció primero en OscarFeito.com

Mi Tutorial Paso A Paso ➨ Cómo Crear Tu Propio Blog Desde Cero

x

¿De Verdad Quieres Crear Un Negocio Increíble?

Llévate GRATIS mi guía de 35 páginas para hacerlo bien desde el principio