Crear un negocio sostenible en Internet no es cosa fácil. No tanto por el componente técnico – que se puede aprender – sino por el componente “emocional”.

Desde luego suena a cliché barato, pero la generación de ingresos sostenibles en Internet es una carrera de fondo que requiere paciencia y tenacidad.

Como expliqué aquí, el marketing digital consiste básicamente en construir audiencias y monetizarlas utilizando distintas técnicas; lamentablemente ni lo uno ni lo otro se consigue de un día para otro.

Cómo mantener la motivación

Te puedo garantizar que por mucha ilusión que tengas al emprender tu aventura en la red, antes o después querrás tirar la toalla. Perderás la motivación, tendrás ganas de dejarlo todo, y te cuestionarás toda tu actividad online. Si te sirve de consuelo, llevo más de 13 años involucrado en el marketing online y raro es el mes en el que no me surgen serias dudas sobre alguno de mis proyectos en la red.

Todos hemos pasado (y seguimos pasando) por esto, y ahora que ya tienes tu propia página web y has empezado a sentar las bases para generar ingresos en Internet estás más cerca de sufrir tu primera “pájara”.

En este artículo voy a darte algunos consejos para mantener la motivación cuando los ánimos flaqueen y te apetezca mandar tu página web a tomar por saco.

La Temática

El primer paso para crear un negocio sostenible y empezar a generar ingresos en Internet es encontrar una buena temática.

Parece obvio, pero muchísimas personas empiezan su aventura en Internet creando un blog o una página web sobre lo primero que les viene a la cabeza y es muy complicado edificar un negocio sostenible sobre unos cimientos tan frágiles.

En este artículo expliqué detalladamente cómo encontrar un buen tema para tu blog, y si por algún motivo el tuyo no cumple con ninguno de esos requisitos nunca es tarde para empezar de nuevo. La inmensa mayoría de los problemas con una página web se pueden resolver, y si has empezado a construir un proyecto sobre una temática inadecuada (que no te interesa, no tiene volumen y/o no tiene potencial de monetización) la forma de resolverlo es aprendiendo la lección y empezando de nuevo.

No habrás perdido el tiempo sino todo lo contrario (de hecho habrás aprendido una de las lecciones más importantes del marketing online), pero cuando las raíces de tu falta de motivación se deben a la elección de un nicho inadecuado no es mala idea darle al botón de “reset”.

Expectativas Erróneas

En esta introducción a mi blog personal dejé muy claro que el marketing online no consiste en tumbarse a la bartola y ver cómo llueve el dinero sin mover un dedo. Si esto existe, yo no sé cómo hacerlo de forma sostenible y no me parecería muy sensato construir un negocio alrededor de este concepto.

Cómo No Perder La Motivación

El marketing online que pretendo enseñarte aquí no consiste en hacer clic en miles de anuncios al día, enviar centenares de correos masivos o rellenar decenas de encuestas para ganar 0,30€. Ojo: creo que conviene conocer todas las técnicas de marketing digital, y posiblemente muchas de ellas tengan cabida en una estrategia global de captación y monetización de audiencias, pero no es el tipo de cosas que vamos a ver aquí. Por el momento.

Por desgracia hay mucho vendedor de humo en Internet; personas que intentan engañar a otras con promesas infundadas, ofreciendo cursos (de pago) que prometen “ayudarte a ganar hasta X.000$ al día desde casa”, secretos para vivir como un rey trabajando una hora al día, ingresos “pasivos” y esquemas similares.

Si éstas son tus expectativas, cuando no lleguen los resultados que esperas te sentirás decepcionado y querrás tirar la toalla. Evalúa lo que estás haciendo, piensa si tiene lógica y si las técnicas que estás utilizando están basadas en fundamentos sólidos, y en función de eso re-evalúa tus expectativas.

Tu Propósito Motivador Único

La palabra motivación deriva del latín “motivus” o “motus”, que significa “causa del movimiento”. En psicología y filosofía, la motivación implica estados internos que dirigen al individuo hacia metas o fines determinados; son los impulsos que mueven a la persona a realizar determinadas acciones y persistir en ellas contra viento y marea.

Los consultores, “coaches” y “gurús” de la auto-ayuda anglosajones (yo lo aprendí del podcast Internet Business Mastery) han puesto muy de moda últimamente el concepto de “Single Motivating Purpose” – que podríamos traducir como Propósito Motivador Único – y en el fondo es un concepto bien simple.

Como su propio nombre indica, el Propósito Motivador Único es aquello que te empuja a hacer lo que haces, y describí el mío detalladamente aquí:

Mi Propósito Motivador Único es enseñarte paso a paso a crear un negocio rentable en Internet, y ganar dinero de forma sostenible con el marketing digital.

Cuando todo va mal, y los resultados no llegan, tu Propósito Motivador Único es la gasolina que te permite perseverar. En general se trata de algo que tiene un impacto real sobre tu vida y la de los demás; el producto de un talento, conocimiento o habilidad especial que tienes, algo que tiene un efecto energizante y que intrínsecamente forma parte de quien eres.

¿Cuál es el Propósito Motivador Único que te impulsó a crear tu blog o página web? Piénsalo. No siempre es obvio, y a veces hay que escarbar un poco para encontrarlo, pero cuando encuentres el tuyo te ayudará a no perder el norte cuando las cosas vayan más lento de lo previsto.

No Dejes de Aprender

Para mí, aprender algo nuevo es una de las cosas más gratificantes del mundo; especialmente cuando lo que he aprendido tiene una aplicación directa o un impacto tangible en mi vida cotidiana.

No Perder La Motivación

Cuando embarques en tu aventura de crear negocios en Internet, y las cosas no vayan según lo deseado, es normal sufrir crisis de motivación que muchas veces se resuelven aprendiendo un poquito más.

La falta de motivación, en el fondo, es miedo. Miedo a perder el tiempo, miedo a hacer las cosas mal, miedo al fracaso, al ridículo… Lo curioso es que muchos de esos miedos son totalmente infundados – fantasmas que nos inventamos para tapar otras carencias – y conviene redirigir esa energía negativa en esperanza; una esperanza fundada en nuevos conocimientos.

Empápate en tu nicho, y empápate en las técnicas de marketing digital, posicionamiento web y redes sociales. Yo intentaré guiarte en esta página, indicando una serie de pasos mínimos para sentar las bases de un negocio sostenible en Internet, pero en la red encontrarás miles de recursos extraordinarios que te enseñarán cosas muy valiosas para ir más allá: cómo mejorar el diseño de tu web, cómo mejorar la interacción con tus Usuarios en redes sociales, cómo mejorar la calidad de tu contenido para recibir más visitas y retener más tiempo a tus lectores, cómo extraer mayor beneficio a una determinada solución publicitaria, cómo generar enlaces entrantes para que tu página sea más conocida…

Aprende, aprende, aprende. Cuanto más sepas sobre lo que estás haciendo, más probabilidades de éxito tendrás y más difícil será desmotivarte porque tendrás más claro el camino a seguir y comprenderás realmente lo que cuesta.

Análisis Racional

Has identificado un nicho que te apasiona, has construido tu página web, has publicado un artículo sensacional de 1.000 palabras cada día durante los últimos tres meses… Pero no pasas de 20 visitantes únicos diarios (de los cuales la mitad son tus familiares y tú mismo).

¿Cómo no vas a perder la motivación?

Es más fácil decirlo que hacerlo, pero para evitar estos vaivenes emocionales (especialmente durante la primera etapa de tu singladura en Internet) conviene acostumbrarse a analizar rigurosamente la situación antes de sentirse desanimado.

Las métricas en Internet son muy relativas, y para hacerse una idea precisa de la situación no basta con tener en cuenta un par de factores aislados. Si yo te digo “has publicado un artículo sensacional de 1.000 palabras cada día durante los últimos 3 meses” y “no pasas de 20 visitantes únicos diarios”, solamente te estoy dando dos piezas del puzzle: no tienes una visión de conjunto.

Cada día se crean cientos de miles (probablemente millones) de páginas nuevas en Internet. ¿Qué has hecho tú para dar a conocer la tuya? Esos artículos sensacionales que has ido publicando durante los últimos tres meses pueden contribuir al posicionamiento web pero tardará tiempo, dependerá de las palabras clave utilizadas y de tus enlaces entrantes. El tráfico orgánico no llegará de un día para otro. ¿Has compartido esos artículos en redes sociales, y si es así con cuánta gente? ¿Has interactuado con esos 20 visitantes únicos que tienes, pidiendo su opinión y transmitiendo tu pasión por el nicho escogido?

Aún cuando la primera parte de la ecuación – la creación de audiencia – empiece a resolverse, tendrás que enfrentarte al dilema de la monetización… Ya no tendrás 20 sino 2.000 usuarios únicos al día, pero apenas te generarán 1€ diario de ingresos. Desmotivación. Lo quieres dejar. Eres un fracaso… Una vez más, ¿qué estás haciendo bien, qué estás haciendo mal, qué no estás haciendo?

Antes de dejarte llevar por los sentimientos negativos, analiza la situación lo más fríamente posible y traza un plan de acción para seguir avanzando. Si estás atascado en tu proyecto web y te encuentras en un punto del camino que no te gusta (ya sea falta de tráfico o falta de ingresos volviendo a nuestra ecuación de marketing digital), no te recrees en el hecho negativo sino en las posibles soluciones y para eso es imprescindible la analítica web.

Conclusiones

¿Más fácil dicho que hecho, verdad? Lo sé.

Cuando sufres una de estas crisis de fe es difícil evaluar la situación real de tu negocio en Internet de forma objetiva, detectar oportunidades y debilidades, y sopesar acciones concretas para seguir el camino hacia el éxito. Pero tienes que intentarlo.

La perseverancia es crucial en los negocios digitales, y más allá de las 5 acciones concretas enumeradas en este artículo para mantener este espíritu te recomiendo centrarte en tendencias temporales y no sólo en factores estáticos (hoy tengo 20 usuarios únicos, ¿pero cuántos tenía hace 2 meses y cuántos experto tener dentro de otros 2?).

Por último, ¿recuerdas esa satisfacción que sentiste al leer el primer comentario positivo en tu blog? ¿O esos primeros céntimos que ganaste con tu página web cuando incluiste anuncios por primera vez? ¿O esa notificación de Feedburner informando que se había registrado la primera persona en tu boletín de correo electrónico? ¿Ese primer “Me Gusta” en Facebook al compartir uno de tus sensacionales artículos, o ese primer Retweet de un perfecto extraño en Twitter?

Esa es la droga del marketing digital: el producto estupefaciente – legal y beneficioso para la salud – que te da alas y te aporta la energía necesaria para perseverar y seguir creciendo. No olvides esas sensaciones, porque muchos de los que dedicamos tiempo a estas cosas vivimos precisamente para ellas y seguro que encuentras la forma de multiplicarlas y llevarlo a otro nivel.

Y tú, ¿cómo te mantienes motivado en los negocios online? Déjanos tus trucos en los comentarios, y si te ha gustado este artículo ¡compártelo que es gratis!

Mi Tutorial Paso A Paso ➨ Cómo Crear Tu Propio Blog Desde Cero

x

¿De Verdad Quieres Crear Un Negocio Increíble?

Llévate GRATIS mi guía de 35 páginas para hacerlo bien desde el principio