Si quieres construir un negocio verdaderamente rentable y sostenible en Internet, generalmente no es buena idea depender exclusivamente de los ingresos publicitarios.

La publicidad de terceros – ya sea a través de patrocinios, programas como Google AdSense, marketing de afiliación o incluso anunciantes directos – es un buen punto de partida para empezar a monetizar tu página, ya que aprenderás los principios básicos del marketing online, pero no es suficiente: es una fuente de ingresos inestable y frecuentemente percibirás “unas migajas” a cambio de promocionar productos y servicios de terceros que son los que realmente se enriquecerán con tu trabajo de promoción.
Si los Usuarios de tu blog o página web están interesados en un determinado nicho de mercado, ¿por qué limitarte a cobrar un CPM o CPC promocionando productos afines de terceros cuando puedes vender los tuyos propios?
La comercialización de tus propios contenidos digitales puede ser una fuente de ingresos muy importante, aunque lógicamente antes de vender nada tendrás que construir una audiencia sólida, receptiva y que confíe en ti.
Según mi experiencia, hay dos grandes obstáculos a la venta de contenido propio: (1.) no saber qué vender y (2) no saber cómo venderlo. En el artículo de hoy veremos exactamente cómo solucionar la segunda barrera y poner a la venta tu contenido digital en apenas 5 minutos.

Introducción
Una de las lecciones de marketing online más sorprendentes que he aprendido en los últimos años es que los Usuarios frecuentemente están dispuestos a pagar por contenidos que están disponibles gratuitamente, siempre y cuando ofrezcas un formato fácil de consumir.
No falla. Por ejemplo, el hecho de que buena parte del contenido de esta guía de estudios para arquitectos esté disponible gratuitamente en el blog http://www.greenexamacademy.com no impide que Pat Flynn genere entre 2.000€ y 4.000€ mensuales vendiendo ese mismo contenido en un formato ordenado y fácil de consumir.
De igual manera, durante los últimos años muchos profesionales del marketing online han generado unos ingresos nada despreciables reconvirtiendo el contenido de sus blogs a formato Kindle y vendiéndolo a través del programa de auto-publicación KDP de Amazon.
Yo mismo he experimentado con la distribución de contenido digital (por ejemplo con este cuento de piratas), y las posibilidades son infinitas.
Pero recuerda que aunque frecuentemente asociemos ambos conceptos, el contenido digital “vendibleno se limita a eBooks sino que también incluye vídeos, música, servicios creativos (por ejemplo diseño de logotipos o redacción de artículos…), formación, consultoría…
Las vías más comunes para monetizar contenido digital son (1.) optar por una plataforma relativamente sencilla como el programa KDP de Amazon o iTunes de Apple aunque seguirás renunciando a una parte sustancial de los ingresos brutos y tu mercado estará limitado a usuarios de esos dispositivos o (2.) apostar por una solución más personalizada y flexible como eJunkie.com o Prestashop, aunque en estos casos la implementación suele ser mucho más compleja.
Selz.com: una plataforma sencilla y eficaz
Selz ofrece una plataforma muy sencilla y eficaz que te permitirá vender tu libro electrónico o cualquier otro tipo de producto físico o contenido digital desde cualquier parte (página web, redes sociales…) A mi modo de ver, se trata de un equilibrio perfecto entre sencillez y prestaciones.
A diferencia de plataformas como Amazon o iTunes tendrás que conseguir tu propia audiencia pero la implementación es mucho más fácil, hay menos restricciones y – sobre todo – la mayor parte de los ingresos generados son para ti.
Lo primero que haremos para vender nuestro contenido digital con Selz (startup australiana fundada en mayo de 2013) será crear una cuenta en http://www.selz.com, para lo que únicamente necesitaremos una dirección válida de correo electrónico y especificar una contraseña. Si lo prefieres, también puedes registrarte utilizando tus credenciales de Facebook, Twitter o Google Plus.
Cuando hayas completado el registro, recibirás un correo electrónico de bienvenida indicando los pasos básicos para vender tu primer producto digital (en estos momentos no hay que verificar la cuenta). Directo y al grano.

Configura los datos del vendedor
Lo primero que tendrás que hacer es configurar los datos del vendedor en Selz accediendo al apartado “settings” situado en la esquina superior derecha del Panel de Control.
Como puedes ver en esta imagen, los campos que debes rellenar son bastante evidentes y la interfaz de Usuario es clara y agradable:

Configura el producto
Después de configurar los datos del vendedor podrás añadir tu primer producto y lo primero que tendrás que hacer es especificar si venderás un producto físico, contenido digital o servicios como consultoría o formación.

En este ejemplo hemos configurado una descarga digital, así que ahora toca configurar las opciones básicas del producto que vamos a ofrecer.

Por último, sube el archivo digital en cuestión (hasta 4Gb.) y especifica el precio de venta.
En estos momentos puedes ofrecer descargas gratuitas a través de Selz (precio=0), a cambio de solicitar al Usuario sus datos de contacto que puedes integrar automáticamente en plataformas de e-mail marketing como Aweber, MailChimp o Campaign Monitor.
Crear una cuenta en Selz no tiene coste alguno, ni cuota de mantenimiento mensual, pero si ofreces productos de pago se quedarán una comisión del 5% más 0,25$ por cada venta.
Por ejemplo, si ofreces un curso digital por 100$, Selz se quedará 5,25$ y tú recibirás 94,75$. El principal inconveniente de este modelo de negocio es que si pretendes vender contenidos digitales a precios modestos (por ejemplo 0,99$ como hace mucha gente en el programa Kindle de Amazon) esos 0,25$ supondrán un porcentaje importante de la venta y puede no ser tan rentable.
Ahora mismo los Usuarios solamente pueden pagar las descargas digitales con Visa o Mastercard (no PayPal), y las liquidaciones se realizan semanalmente vía PayPal (o transferencia bancaria pero solamente si resides en Australia).
Recientemente Selz ha añadido la funcionalidad de crear códigos descuento para tus productos (importante para la fidelización de Usuarios u ofrecer copias gratuitas o descontadas a cambio de “reviews”), o incluso utilizar un modelo “pay what you wish” donde cada Usuario paga por la descarga lo que considera oportuno (a efectos prácticos, un donativo).
Cuando alguien compra un contenido digital a través de Selz, recibe un enlace que deja de funcionar en un periodo de 48 horas así que hasta cierto punto mitigarás el impacto de que tu producto se comparta gratuitamente:

Compartir y vender tus creaciones digitales
Una vez que hayas configurado tu producto, la promoción corre a tu cargo.
A diferencia de Kindle o iTunes (incluso Nook de Barnes And Noble si me apuras) – que disponen de uno de los mayores ecosistemas de Internet donde los Usuarios buscan activamente productos y servicios – aquí tendrás que disponer de tu propia audiencia aunque una vez más Selz te lo pone bastante fácil.
Desde la ficha de producto, a través del menú “Items – Share”, Selz te ofrece 4 formas de compartir o promocionar el contenido digital que acabas de subir:
1.) Redes Sociales.
2.) Enlace Directo a tu tienda donde además podrás incluir tu código de Google Analytics.
3.) Clásico botón de “Comprar Ahora”.
4.) Escaparate similar a los “widgets” del programa de afiliación de Amazon o Shopall.

Como puedes ver a continuación, el proceso para configurar un módulo promocional para tu descarga es muy sencillo y podrás personalizar distintos aspectos como la plantilla de color (Oscura o Clara), color del botón y de la fuente, logotipos de Visa y Mastercard o si quieres que la transacción se pueda completar en tu propia página o en una ventana nueva.

Conclusión
He visto pocas plataformas tan sencillas, y tan eficaces haciendo lo que se supone que tienen que hacer, que Selz.
Si quieres diversificar los ingresos de tu blog o página web e ir más allá de la publicidad, te recomiendo pensar en la elaboración y comercialización de contenidos digitales y en estos momentos Selz es la alternativa más recomendable que he visto para empezar. Por supuesto que hay soluciones más completas y con más opciones de personalización para vender productos y servicios digitales, pero aquí buscamos la sencillez.
Selz te permite centrarte en el contenido en sí – lo que vas a ofrecer – en lugar de comerte la cabeza pensando cómo vas a procesar los pagos, cómo vas a entregar los archivos que has vendido, cómo ofrecer un descuento… Ni siquiera necesitas un blog o página web para promocionar tus productos, ya que puedes hacerlo directamente desde Facebook u otras redes sociales. Sencillamente genial.
Si quieres explorar otra alternativa para vender contenido digital de forma sencilla, quizás te también te interesa echarle un vistazo a http://www.wazala.com. A diferencia de Selz, Wazala requiere integrar tu propio medio de pago y tiene un coste de suscripción mensual de entre 16$-64$.