A principios de los años sesenta, los prolíficos (y geniales) hermanos Robert y Richard Sherman compusieron Feed the Birds para la banda sonora de Mary Poppins.

La película, por cierto, terminó ganando 5 de las 13 estatuillas a las que optaba en los premios Oscar de 1964, incluyendo el de mejor banda sonora.

La emotiva canción de Feed the Birds cuenta la historia de una vieja vagabunda, que sentada sobre los sucios escalones de la Catedral de St. Paul’s en Londres vende a los transeúntes migas de pan (sólo dos peniques la bolsa) para alimentar a las palomas.

Se dice que esta canción era la favorita del propio Walt Disney y frecuentemente, antes de concluir su jornada laboral en los estudios de Burbank, se dejaba caer por el despacho de los hermanos Sherman y simplemente les decía “tocadla, muchachos”.

Pensativo, Walt se quedaba como hipnotizado mirando por la ventana y susurraba “Sí, eso lo resume todo…

Muy bonito, ¿pero qué tiene que ver todo esto con el marketing online? Te estarás preguntando, con toda la razón del mundo.

Pues resulta que bastante…

Reflexiones De Marketing Online

Por si no tienes ni la menor idea de lo que estoy hablando – y contemplas la posibilidad de que finalmente me haya vuelto loco del todo – aquí tienes la letra de la canción y un vídeo para que escuches la música:

Al clarear yendo al templo se ve

La vieja llegar al umbral

Escuchar su pregón, causa honda emoción:

“Compre migajas de pan…”

Los pajarillos hambrientos están

Lástima da su dolor

Están aguardando sus migas de pan

Sólo son dos peniques, señor

Compre usted migas de pan

dos peniques cuestan, no más

“Compre pan”, es su cantar

mientras se ven las aves llegar

Allí están las estatuas, también de los santos,

Parecen oír su cantar…

Tal vez con sus labios de piedra sonríen,

Cuando alguien se acerca a comprar…

Su pregón da siempre emoción,

Es un ruego que va al corazón:

“Compre usted, tenga piedad,

Compre, compre, migas de pan…”

Bonito, ¿verdad?

Fíjate que en la canción de “Feed the Birds” dos peniques – dos miserables peniques – es lo único que hace falta para alimentar a las palomas de la Catedral de St. Paul’s y por ende a la vagabunda.

Sólo son dos peniques, señor. Dos peniques cuestan, no más.

Hace pocos días, estuve hablando con una persona que ha comenzado recientemente en esto del marketing online.

Ha creado un blog bastante apañado con Blogger, tiene una plantilla muy decente, publica contenido fresco prácticamente todos los días de la semana, está interactuando con sus Usuarios a través de Facebook, pero apenas genera 3 Euros al día con un conocido programa publicitario (5 Euros en un buen día cuando todos los astros – tráfico, tasa de clic y precio medio por clic – están alineados).

Sólo son tres Euros señor. Tres Euros, no más.

Y está desesperada. Quiere dejarlo, a pesar de que apenas lleva un par de meses, porque “no ve resultados”. Con 3 Euros al día no va a ninguna parte, según ella, y sus amigas se ríen cuando les cuenta todo lo que hace en su blog para generar 3 miserables Euros al día. Y 5 en un día bueno.

Yo estoy radicalmente en desacuerdo.

De la misma forma que en la canción de “Feed the Birds” dos peniques es todo lo que hace falta para alimentar a los pajarillos de St. Paul’s, en el marketing online todo grano hace granero y conviene centrarse no sólo en los importes absolutos sino en varios otros factores, valores y tendencias.

3 Euros al día – 5 Euros en un buen día como reitera ella – efectivamente no te van a sacar de pobre, ni vas a poder vivir de ello, pero es un comienzo.

En apenas un par de meses has construido algo por tu cuenta en Internet, has conseguido atraer a una audiencia interesada en lo que tienes que decir, y has empezado a monetizar; transformar esa audiencia en ingresos.

No tenemos datos suficientes para valorar si 3 ó incluso 5 Euros al día es mucho o poco; para eso tendríamos que saber cuántas horas le dedica estas persona al día a su blog (la rentabilidad por hora invertida), si realmente pretende construir un negocio o solamente busca un dinerillo extra, cuál es su nicho de mercado, el tráfico que tiene y quizás las posibilidades de escalar y automatizar todo el proceso antes de determinar si efectivamente es o no es buen negocio.

Pero así, de partida, yo no me reiría de alguien que acaba de comenzar con su primer proyecto de marketing online y está ganando entre 3-5 Euros diarios.

Migajas De Pan

Fíjate que si multiplicamos estos 3-5 Euros diarios por los 365 días que tiene el año (asumiendo que su negocio evoluciona de forma totalmente lineal y produce de media esos mismos ingresos todo el año), acabaríamos con 1.095-1.825 Euros anuales en el bolsillo.

¿A que ahora no hace tanta gracia?

1.095-1.825 Euros equivale a una paga extra (bastante generosa) en muchas empresas convencionales (otros ni tienen pagas extra), un bonus por consecución de objetivos o un premio “estándar” en la Lotería de Navidad.

Muchas personas que se ríen de esos 3-5 Euros de ingresos al día con un simple blog, se gastan cientos de Euros en comprar lotería de Navidad (que nunca les suele tocar, por cierto). Mi amiga, en cambio, no invierte en lotería de Navidad pero dedica un tiempo a su proyecto que potencialmente puede asegurarle el equivalente de un premio de la lotería de Navidad todos los años.

Y recordemos que está empezando. Y esto del marketing digital es una carrera de fondo – una maratón – donde los verdaderos resultados no llegan de la noche a la mañana.

Si consigo que mi amiga siga estos consejos para mantener la motivación cada vez que sienta los ánimos flaquear, y que evite estos 10 errores comunes que cometemos los Bloggers, estoy convencido de que su progresión no será lineal sino exponencial y pronto estará generando mucho más que esos 3-5 Euros al día.

Sólo son tres Euros señor. Tres Euros, no más.

Mi Tutorial Paso A Paso ➨ Cómo Crear Tu Propio Blog Desde Cero

x

¿De Verdad Quieres Crear Un Negocio Increíble?

Llévate GRATIS mi guía de 35 páginas para hacerlo bien desde el principio