SEO Dominios
Hace un par de semanas expliqué algunas técnicas para evaluar la fortaleza SEO de un dominio, y aprendimos a encontrar fisuras entre los primeros resultados de Google.
Como se desprendió de ese análisis (al menos eso espero), el potencial SEO de un dominio está directamente relacionado con su calidad y buena parte de esa calidad – inferida por valores numéricos como el “Page Rank” de Google (sí, todavía funciona) y el “Page Authority” de Moz.com – depende del perfil de enlaces entrantes o “backlinks” del dominio.
Cuando un dominio caduca, al introducirlo en nuestro navegador no mostrará nada pero los enlaces entrantes que tuviera antes de caducar seguirán existiendo. Si nosotros compramos ese dominio caducado y generamos algo de contenido, lo habitual es que ese flujo de enlaces entrantes, “Page Rank”, autoridad y demás métricas de posicionamiento web seguirán intactos pero ahora apuntarán a un sitio gestionado por nosotros [Introducir aquí risa diabólica…
Debido a la relevancia de los enlaces entrantes en posicionamiento web – no tanto su cantidad sino su calidad, ubicación y tipología como expliqué en este tutorial básico de SEO – cada vez más profesionales del posicionamiento en buscadores están optando por comprar dominios caducados y utilizarlos como fuente de “backlinks” para posicionar páginas más rentables (“money pages” en el argot marketiniano) sin tener que depender de enlaces de terceros.
Si lo implementas correctamente, comprando dominios caducados sólidos y tomando las debidas precauciones, esta técnica – que a efectos prácticos supone construir una red privada de enlaces entrantes – puede contribuir decisivamente a lograr el ansiado posicionamiento que buscas.
A continuación vamos a ver una de las técnicas más efectivas para encontrar buenos dominios caducados a efectos de SEO.


Anatomía de un Dominio Caducado

Supongo que esto es bastante obvio, pero cuando compras un dominio realmente estás adquiriendo su derecho de explotación durante un tiempo limitado. Este derecho de explotación puede renovarse indefinidamente – pagando una pequeña cuota habitualmente de forma anual – pero cuando el propietario deja de abonar los correspondientes recibos pierde la titularidad del dominio web.

Aún cuando su propietario deja de pagar las cuotas, el dominio no caduca de un día para otro. Los plazos pueden variar entre un registrador y otro, pero generalmente se dispone de varios periodos de gracia (entre 30 y 45 días en total) durante el cual se puede renovar la titularidad del dominio aún habiendo caducado oficialmente. Una vez transcurridos estos plazos (que pueden llamarse algo así como “On Hold”, “Redemption Grace Period” y “Pending Delete Restorable”), el dominio quedará libre y cualquiera podrá registrarlo.
Y ahí es precisamente donde queremos estar nosotros.
Directorios de Dominios Caducados
La forma más sencilla de encontrar dominios caducados o que estén a punto de caducar es utilizar los directorios que existen a tal propósito como Snapnames.com, o Expireddomains.net entre otros muchos pero no es la opción más aconsejable.
La búsqueda de dominios caducados en este tipo de listas es sencilla y práctica. En muchos casos los dominios están clasificados por temática y, para facilitarnos la vida aún más, algunos directorios incluso nos muestran varios de los parámetros clave de posicionamiento SEO que comentamos aquí como la antigüedad del dominio o su número de enlaces entrantes.
De hecho, estos directorios son tan prácticos y tan fáciles de utilizar que atraen a demasiada competencia dispuesta a invertir dinero en dominios y resulta muy, muy complicado llevarse una ganga.
El negocio de los dominios caducados mueve millones de euros al año, y ahora que su uso para posicionamiento en buscadores comienza a generalizarse seguramente moverá más aún. Muchos de estos directorios de dominios caducados, de hecho, son especialistas en hacerse con los dominios antes que nadie y posteriormente subastarlos por mucho más de lo que podrían haberse conseguido si su fecha de caducidad no fuera “tan pública”. Otros directorios de dominios a punto de caducar simplemente ganan dinero dirigiéndote a un registrador de dominios que les paga una comisión por cada transacción, y si bien esto de por sí no encarece el precio del dominio sí le da una notoriedad que tiende a aumentar la competencia.
No nos vale. Necesitamos otra forma para encontrar buenos dominios caducados, desde los que posteriormente podremos enlazar “de forma natural” a las páginas que nos interesa posicionar aprovechando así el perfil de enlaces que tenía ese dominio “en vida”.
Buscando Enlaces Rotos
Lo primero que vamos a hacer es buscar dominios que ya no existen, y para eso en lugar de utilizar un directorio de dominios caducados vamos a auditar los enlaces salientes de otras páginas activas intentando encontrar enlaces rotos.
Un enlace saliente – desde la Web A hacia la Web B – puede considerarse “roto” por varios motivos, pero aquí en concreto lo que nos interesa son enlaces que dan error porque la Web B ya no existe.
Para ello, lo primero que haremos será descargar el maravilloso programa Xenu Link Sleuth. Por favor no te asustes por el aspecto de esta página; no es lo más bonito del mundo, de hecho es chunga de narices, pero es una de las herramientas SEO más eficaces que he utilizado y nunca he tenido ningún problema (lo cual no quiere decir que no lo tendrás tú, pero confío que no).
Una vez instalado y ejecutado, dirígete a “Preferences” en el menú de arriba y configura las siguientes opciones:
Posicionamiento Web Dominios
Uno de los valores más importantes en este panel de preferencias es el que asignemos al apartado “Maximum Depth”, que hace referencia a la profundidad de enlaces que vamos a analizar. Por ejemplo, si ponemos un valor de “1” Xenu solamente analizará los enlaces salientes desde la Página A, mientras que si ponemos un valor de “2” el programa analizará los enlaces salientes desde la Página A, y también los enlaces salientes desde todas las páginas hacia donde enlaza la Página A. Como te puedes imaginar, cuanto más alto sea este valor más tardará el análisis pero más eficaz terminará siendo. Enhorabuena, ya tienes tu propia araña : )
Los “Parallel Threads” o procesos paralelos sólo tendrás que ajustarlos si ves que tu ordenador se queda bloqueado o no tiene mucha potencia, mientras que en el cuadro de la derecha vamos a centrarnos en las dos primeras opciones.
Por último, no marques la opción de “Ask For Password or Certificate When Needed” porque se interrumpirá el análisis cada dos por tres para solicitarnos las credenciales cuando se tope con un servidor seguro o una página protegida por contraseña. Y es un verdadero coñazo.
Una vez configuradas todas estas opciones dirígete al menú “File – Check URL”, y en el cajetín superior introduce la URL que quieras analizar. El objetivo inicial de esta herramienta era analizar los enlaces rotos de tus propias páginas para poderlos corregir, pero aquí vamos a introducir la URL de algún competidor que esté posicionado por encima de nosotros en Google o bien cualquier otra página con autoridad desde la que te gustaría obtener un enlace (ministerios, museos, hospitales, premios de blogs del año de la tana, la NASA…) 
La clave para encontrar buenos dominios caducados es utilizar TU imaginación, y por eso he “censurado” parte de la imagen.Pero no te preocupes, porque es por tu bien.
Dominios Caducados SEO
Recuerda marcar la opción de comprobar enlaces externos (que es precisamente el objetivo principal de todo este numerito) y dale al OK. Empieza la magia, pero la magia tarda un rato (desde minutos hasta horas dependiendo de la configuración que hayamos especificado y la potencia de nuestro equipo) así que puedes irte a tomar un café, fumar un purito, jugar una partida a la Play o hacer lo que sea que haces cuando tienes un rato muerto.
Cuando haya concluido el análisis, vamos al menú “View”, seleccionamos la opción “Show Broken Links Only” (Ctrl-B para los más vagos) y exportamos el listado utilizando la opción “File – Export to TAB separated file” para poder manipular los resultados en un hoja de cálculo.
Una vez hayamos abierto el listado en Excel, Google Docs o cualquier otro programa de tratamiento de datos, vamos a filtrar sólo aquellos resultados con el estatus “No Such Host” y los agrupamos por dominios.
Comprar Dominios Expirados
El siguiente paso es comprobar si efectivamente estos dominios que hemos encontrado están libres, y para ello utilizamos un “bulk domain checker” como por ejemplo este de Namecheap o cualquier otro que permita importar un listado de dominios en masa con distintas extensiones (.com, .net, .es, com.mx…). Ojo, hay muchos comprobadores de dominios en masa pero la mayoría no permiten comprobar todas las posibles extensiones del dominio.
Lo habitual es que algunos de los dominios ya hayan sido registrados, pero si tienes suerte te encontrarás con algunos dominios libres – recuerda que estos dominios ya tienen enlaces entrantes según hemos visto con el análisis de Xenu Link Sleuth.
Comprar Dominios Borrados
Antes de volverte loco registrando cualquiera de estos dominios, la última comprobación que haremos será un análisis del perfil de enlaces entrantes de estos dominios.
Dado que el “Page Rank” de Google y en menor medida el “Page Authority” y el “Domain Authority” de Moz.com son menos fiables para dominios inexistentes (de hecho el “Page Rank” público desaparece cuando se libera un dominio, no así el valor de sus enlaces entrantes), lo que nos interesa es auditar los principales “backlinks” que aún conservan estos dominios así como su reparto y tipología.
Específicamente buscamos enlaces “legítimos” de páginas autoritarias, preferiblemente ubicados en el corazón del contenido y no en el pie de página, ni en el “blogroll”, ni en listados genéricos de enlaces. Si ves que el dominio caducado tiene muchos enlaces entrantes de páginas de baja calidad – como por ejemplo perfiles de Usuario en foros chinos o comentarios en blogs ucranianos (nada en contra de estas personas pero a efectos de SEO no interesan) – no te recomiendo comprar el dominio porque posiblemente tenga alguna penalización y esos enlaces entrantes no te servirán de mucho después de las últimas actualizaciones del algoritmo de Google.
Si eres un alumno aplicado y ya leíste este post sabrás que para esta tarea podemos utilizar sitios especializados como Ahrefs.com, Open Site Explorer o Majestic SEO aunque también podemos hacer un repaso inicial con una herramienta de posicionamiento web más básica como por ejemplo http://backlinks.in que nos dará una idea general del perfil de enlaces entrantes de estos dominios libres que hemos encontrado.
Como puedes comprobar a continuación, esta herramienta no es del todo fiable ya que para alguno de los dominios que hemos encontrado nos está mostrando cero enlaces entrantes cuando sabemos a ciencia cierta que como mínimo cada dominio tiene un enlace entrante – el que se desprende de la página que hemos analizado al principio del todo con Xenu Link Sleuth. Aún así, nos sirve de aproximación, pero no olvides hacer un análisis más exhaustivo con herramientas más sofisticadas como las indicadas en el párrafo anterior…
Encontrar Buen Dominio
Qué Hacer con un Dominio Caducado
Cuando hayamos encontrado y comprado algún dominio que se ajuste a nuestras necesidades (y en este análisis hemos encontrado algunos potencialmente interesantes), la opción más recomendable es construir sobre él un sitio web similar al que había antes y aquí podemos utilizar el Internet Wayback Machine para hacernos una idea del tipo de contenido que tenía el dominio antes de llegar a nuestras manos.
Si construimos un sitio web similar al que existía antes, al menos en cuanto a contenido y palabras clave, tenemos muchas posibilidades de conservar el valor de los enlaces entrantes que tenía antes el dominio; valor que podremos transmitir a nuestro “money site” (el sitio que realmente queremos posicionar) con un par de enlaces salientes.
La otra opción – más rápida pero generalmente menos efectiva a largo plazo sobre todo si el dominio que hemos comprado no tiene nada que ver con el sitio que nos interesa posicionar – es simplemente apuntar el nuevo dominio hacia nuestro “money site” mediante una redirección permanente 301 para que transmita el valor de los enlaces entrantes de forma directa.
Se acabó lo que se daba. Ahora te toca a ti. ¿Has utilizado dominios caducados como parte de tu estrategia de posicionamiento web? Deja tu comentario a continuación, ¡y no olvides compartir este post si te ha resultado interesante!

Mi Tutorial Paso A Paso ➨ Cómo Crear Tu Propio Blog Desde Cero

x