El principal obstáculo que te separa del éxito en marketing online es la inactividad; nunca llegar a hacer nada.

Si no haces nada – no piensas en un nicho de mercado, no compras un dominio, no creas ese primer blog, no empiezas a producir contenido con cierta regularidad y no intentas encontrar tu voz – no avanzarás.

Sin embargo, la principal amenaza para todas aquellas personas que sí toman la iniciativa y empiezan algún proyecto de marketing digital es la sobre-actividad.

Estas personas hacen demasiado. Leen demasiados blogs. Implementan demasiadas técnicas de captación y monetización de audiencias simultáneamente sin llegar a culminar ninguna de ellas. Escuchan demasiados podcasts. Ven demasiados vídeos de marketing online en YouTube. Participan en demasiados foros. Se apuntan a demasiados Hangouts. Toman demasiadas notas en demasiados congresos de marketing.

A todos nos ocurre, y esa inclinación a perseguir cualquier amuleto brillante que se cruza por el camino es algo con lo que personalmente tengo que luchar prácticamente todas las semanas. Por no decir cada día.

Escuchas que alguien está teniendo mucho éxito en Pinterest, o en Instagram. O ha encontrado la fórmula para monetizar Tumblr, o incluso Vine. Oyes hablar de un fulano que está ganando una fortuna con un determinado programa de afiliación en Click Bank, mientras que otro amigo está especializado en comprar tráfico en Facebook para dirigirlo a una Landing Page ultra-optimizada desde donde genera leads a 50€ para una importante empresa de seguros médicos.

¿Cómo no había pensado yo en eso antes? Ahora mismo me aparto del camino que estaba recorriendo y me pongo con ello…

Te puedes imaginar el resultado de estos vaivenes. Te desvías de tu camino, pierdes un montón de tiempo y energía, y al final no te funciona nada de lo que están haciendo los demás porque has perdido el rumbo. Has perdido el focus. Te has desperdigado.

Y entonces me viene a la cabeza esa bolita que golpea incesantemente contra las iluminadas y ruidosas paredes de la máquina de pinball, de un lado para otro, hasta que inevitablemente se cuela por el agujero y termina la partida.

Cuando en marketing online hablamos de la importancia de “tener tu propia voz” (ya sea a través de un blog, una comunidad en Facebook, un podcast, un canal de vídeos en YouTube o lo que sea) hablamos entre otras cosas de saber centrarte en tu modelo de negocio y no dejarte llevar por cada nueva iniciativa o reluciente técnica de marketing digital que se cruza en tu camino.

Sin duda es útil saber lo que está ocurriendo en el sector, conocer las últimas tendencias, mantenerse informado y encontrar inspiración en modelos de negocio que funcionan, pero no debes permitir que cada cosa que leas te desvíe de TU propio camino para captar y monetizar audiencias.

Y tú, ¿sigues persiguiendo objetos relucientes?

Mi Tutorial Paso A Paso ➨ Cómo Crear Tu Propio Blog Desde Cero

x

¿De Verdad Quieres Crear Un Negocio Increíble?

Llévate GRATIS mi guía de 35 páginas para hacerlo bien desde el principio