Si estás leyendo esto, probablemente ya conoces la importancia de fijar objetivos personales y profesionales.

Prácticamente todos los expertos en desarrollo personal y emprendedores de éxito que conozco hacen mucho hincapié en la necesidad de establecer objetivos, entre otras cosas porque si no lo haces, difícilmente vas a saber si tu negocio va por buen camino.

¿Pero sabes una cosa? Lo verdaderamente importante no es establecer metas y objetivos, sino cumplirlos.

Para eso necesitas fijar objetivos inteligentes, y quiero enseñarte ejemplos del método SMART para conseguirlo.

Fijar Objetivos

Qué es el método SMART

Podemos definir el método SMART como un marco de actuación para diseñar objetivos inteligentes, y por inteligentes me refiero a maximizar las posibilidades de cumplirlos.

La definición de objetivos SMART implica cinco cualidades esenciales designadas por sus siglas en inglés:

S – Specific (objetivos específicos)

M – Measurable (objetivos medibles)

A – Attainable (objetivos alcanzables o plausibles)

R – Relevant (objetivos relevantes)

T – Time Bound (objetivos en un plazo de tiempo determinado)

La metodología SMART se atribuye originalmente al pensador austriaco Peter Drucker (uno de los expertos más influyentes en la gestión empresarial moderna), y comenzó a popularizarse a principios de los años ochenta como un marco de referencia para la consecución de objetivos empresariales.

Pasos Para Lograr Una Meta

Imagen cortesía de INC Magazine

Con el paso de los años, la definición de los objetivos SMART —y las cualidades que realmente deben tener las metas para considerarse inteligentes— ha ido variando, pero la esencia sigue siendo básicamente la misma.

A continuación, vamos a ver cada uno de los criterios del método SMART en más detalle así como algunos ejemplos de objetivos SMART que puedes aplicar en el ámbito personal y profesional.

Cómo fijar objetivos específicos

El primer paso para fijar objetivos inteligentes es que sean lo más concretos y específicos posible.

Tus metas personales y profesionales tienen que ser claras y objetivas, no sólo para mantener la motivación y no perder de vista lo que pretendes conseguir, sino también para centrar toda tu energía en un fin concreto.

Los objetivos etéreos y ambiguos son difíciles de visualizar y también resultan difíciles de comunicar a otras personas, lo cual no suele ser una buena señal.

Es complicado perseguir objetos difusos, tienden a desvanecerse en el aire como los fantasmas y es más difícil todavía conseguir que otras personas nos ayuden a cumplir nuestras metas cuando no somos capaces de fijar y comunicar objetivos claros, concisos y específicos.

Pasos Para Lograr Un Objetivo

Imagen cortesía de Pexels

¿Qué es lo que pretendes conseguir en el plano personal o profesional, y por qué es importante nuestro objetivo?

¿Qué papel juega ese objetivo en el gran esquema de las cosas, qué recursos humanos y financieros vas a necesitar para conseguirlo y qué factores externos ajenos a tu control pueden impedir su consecución?

Ejemplo de objetivo SMART específico: En el contexto del marketing online y los negocios digitales, un ejemplo de objetivo SMART específico es generar 10 ventas de un determinado infoproducto al mes. Por el momento ese objetivo en sí mismo no reúne todas las características de las metas SMART (por ejemplo, no hemos fijado un plazo de tiempo para su consecución) pero sí es lo suficientemente específico, por lo tanto cumple el primer requisito.

Otros ejemplos de objetivos SMART específicos para un negocio en Internet son, por ejemplo, alcanzar 1.000 suscriptores en tu lista de e-mail marketing o lanzar un podcast.

Cómo fijar objetivos medibles

Después de no fijar objetivos de ningún tipo, uno de los mayores errores como emprendedor que puedes cometer en tu negocio es fijar objetivos que no sean medibles.

¡Y no es lo mismo un objetivo específico que un objetivo medible! Un objetivo puede ser perfectamente claro y específico, pero aún así no haber forma de medirlo.

Estoy seguro de que todos los emprendedores digitales que se disponen a lanzar un negocio online quieren conseguir mucho tráfico, transformar el mundo, ganar mucho dinero, crecer y —en definitiva— que su negocio sea un éxito…

Pero esos objetivos no son medibles. Y eso es un problema.

Los objetivos inteligentes tienen que ser perfectamente medibles, porque de lo contrario nunca sabrás con total seguridad si tu negocio va bien. Puedes fijar todos los objetivos del mundo y sentirte maravillosamente bien por ello, pero si no tienes una forma objetiva y medible de saber si los estás cumpliendo, ¡por definición nunca los vas a cumplir!

En algún momento de tu aventura empresarial tendrás que evaluar objetivamente si los métodos, técnicas, herramientas y estrategias que estás utilizando funcionan, y si realmente estás más cerca (o más lejos) de tus objetivos.

Cómo Alcanzar Objetivos

Imagen cortesía de Pexels

Ejemplo de objetivo SMART medible: Si tienes un negocio en Internet, un objetivo medible es duplicar el número de Suscriptores en tu lista de e-mail marketing o conseguir 5.000 seguidores en una determinada red social.

Más allá de las métricas y KPIs empresariales, Otro ejemplo de objetivo SMART podría ser completar un curso de marketing online (frente a simplemente “aprender marketing” que sería un objetivo específico pero no medible) para adquirir unos conocimientos determinados de forma objetivamente demostrable.

Cómo fijar objetivos alcanzables

Si no quieres venirte abajo o perder la motivación, tus objetivos tienes que ser razonables y objetivamente alcanzables.

Eso no significa que tus metas sean fáciles o poco ambiciosas, sino que objetivamente tienen que estar dentro de los límites de lo posible.

Luego, pueden ser más o menos probables (y siempre pueden intervenir factores externos), pero los objetivos inteligentes son ante todo alcanzables.

Lo contrario es soñar con castillos de algodón, los mundos de Yupi, mariposas de colores y unicornios al final del arcoiris.

Estrategias Para Lograr Objetivos

Imagen cortesía de Pixabay

Ejemplo de objetivo SMART alcanzable: No soy un deportista de élite (más bien todo lo contrario para qué nos vamos a engañar), pero sería plausible prepararme para correr una maratón de aquí a 12 meses.

No sería un objetivo fácil, y probablemente necesitaría atención médica en varios momentos de la carrera, pero técnicamente se puede hacer: es un objetivo específico, medible y alcanzable.

Ahora bien, si me fijo el objetivo de jugar un partido de Champions League como titular en el Real Madrid la próxima temporada, calculo que las probabilidades son menos infinito, por tanto sería lo contrario de un objetivo SMART.

Consejos Para Alcanzar Objetivos

Cómo fijar objetivos relevantes

Los objetivos relevantes son aquellos que tienen sentido o aportan un valor concreto en el contexto de un plan más extenso.

¿Merece la pena invertir tiempo, dinero y esfuerzo en conseguir el objetivo que te has fijado?

¿Es el momento idóneo para hacerlo?

Si no, empezamos mal.

Podríamos decir que la relevancia, el sentido práctico o la razón de ser de un determinado objetivo es el factor más importante de las metas SMART, pero si empezáramos por esta letra el acrónimo SMART se convertiría en RSMAT y no tendría sentido : )

No es la primera vez que te invito a pensar en tu razón para emprender.

¿Por qué lo haces?

Cómo Crear Objetivos Reales

Imagen cortesía de Pixabay

Yo lo llamo El Propósito Motivador Único, y es aquella razón que – por encima de todas las demás – te empuja a hacer lo que haces. Es la razón que te empujó a emprender.

Cuando encuentras tu propósito, las excusas pasan a un segundo plano porque tienes una poderosa razón para dar lo mejor de ti mismo.

Ese propósito se convierte en una poderosa brújula para navegar los altibajos de la montaña rusa empresarial, y entre otras cosas te ayuda a diseñar metas y objetivos que estén alineados con tu razón fundamental para emprender.

Ojo: más allá de definir objetivos inteligentes que tengan significado o aporten un valor concreto en el amplio sentido de la palabra, a la hora de fijar objetivos relevantes es importante no dejarse distraer por objetos relucientes.

Un objetivo puede ser importante e incluso noble o loable, pero eso no significa necesariamente que sea un objetivo relevante en la realidad y el momento actual de tu negocio.

Cómo fijar objetivos con plazo

El último ingrediente de los objetivos inteligentes (SMART) es un plazo de tiempo para cumplirlos.

Leonard Bernstein, célebre compositor y director de orquesta, dijo en cierta ocasión:

“Para lograr grandes hitos, se necesitan dos cosas: un plan y tiempo insuficiente para completarlo…”

De igual manera, un objetivo sin un plazo de consecución no es un objetivo sino una mera idea o quizás una intención.

Si no existe un marco de tiempo para cumplir tu meta, probablemente se desvanecerá en el aire porque siempre surgirán prioridades más urgentes.

Como te puedes imaginar, tanto la productividad como el uso eficaz del tiempo son dos temas íntimamente ligados que han sido investigados hasta la saciedad.

La Ley de Parkinson, por ejemplo, sugiere que el trabajo se expande hasta llenar el tiempo disponible para realizarlo.

madres emprendedoras

Imagen cortesía de Pixabay

Cuando el tiempo disponible para completar una tarea es “infinito” también será “infinito” el tiempo que tardaremos en realizarla. Es decir, nunca conseguiremos nuestros objetivos.

Quizás suena a exageración, y supongo que los emprendedores más productivos y responsables sí irán cumpliendo algunos objetivos aunque no hayan definido un tiempo para conseguirlo, pero los plazos de consecución —los famosos y frecuentemente temidos “deadlines”— son un componente esencial de los objetivos SMART.

Conclusión

Y ahí lo tienes.

Cómo fijar objetivos inteligentes en tu negocio utilizando el método SMART.

Cinco pequeños pasos para el emprendedor que pueden suponer un gran paso en tu negocio.

¡Muchas gracias por leer, y no olvides compartir en los comentarios TUS técnicas favoritas para fijar objetivos inteligentes!

Mi Tutorial Paso A Paso ➨ Cómo Crear Tu Propio Blog Desde Cero

x

¿De Verdad Quieres Crear Un Negocio Increíble?

Llévate GRATIS mi guía de 35 páginas para hacerlo bien desde el principio