Que tiemble la banca. De nuevo.

Google UK ha anunciado que ofrecerá préstamos a pequeñas y medianas empresas en el Reino Unido, específicamente para financiar sus campañas en AdWords (uno de los productos publicitarios más lucrativos de la compañía de Mountain View).

No es una iniciativa especialmente original, ya que buena parte de los proveedores que ofrecen soluciones B2B – incluyendo vehículos, materiales de construcción, infraestructura o material informático – ya ponen a disposición de sus clientes líneas de crédito y demás mecanismos de financiación.

¿Por qué no iba a ofrecer financiación Google, que allá por el año 2007 admitió trabajar con 1 millón de anunciantes y cuyo abanico de soluciones publicitarias generó durante el segundo trimestre de 2012 cerca de 11.000 millones de dólares?
Tras un programa piloto en Estados Unidos en el que participaron 1.400 pequeñas y medianas empresas, los responsables de Google indicaron que un 74% de ellas ya utiliza AdWords Busines Credit como principal medio de pago.
La tasa de interés que cobrará Google por estos préstamos en Reino Unido será del 11,9% TAE y no se impondrán comisiones adicionales ni costes de mantenimiento (las condiciones detalladas están disponibles en este PDF. ¿Demasiado caro? Según lo que he podido ver en este comparador de créditos el tipo de interés medio que pagan las PYMES en Estados Unidos por sus tarjetas de crédito típicamente oscila entre el 13-21% (la media de todas las tarjetas de crédito está en torno a un 14,56%), mientras que en Europa muchas de estas empresas directamente no pueden obtener financiación. Visto desde esta perspectiva, quizás AdWords Business Credit no es tan caro.
A mi juicio lo más interesante de todo esto no es la maniobra de Google, sino la tendencia iniciada por otros gigantes del mundo online hace ya algunos años.
A finales de 2011, Amazon comenzó a ofrecer créditos de hasta 38.000$ a pequeños vendedores de su Marketplace a través de la unidad de negocio Amazon Capital Services. Un negocio redondo con el objetivo de (1) potenciar las ventas de los 2 millones de comercios afiliados al Markeptlace que abonan una comisión del 6-15% a Amazon y pueden representar hasta el 30% de las ventas totales del e-tailer y (2) activar una nueva vía de ingresos en la forma de intereses sobre los préstamos. PayPal también ha lanzado programas similares, y estoy seguro de que en los próximos meses veremos más iniciativas en esta área.
Los bancos comerciales convencionales no son conscientes del lío en el que se han metido. Durante las últimas décadas se han permitido una serie de ineficacias y no les ha temblado el a la hora de imponer condiciones ciertamente abusivas porque, al fin y al cabo, todas las empresas necesitan financiación y la única fuente es (o eran) los bancos.
Pero cuando los bancos cortan el grifo al crédito, y en su lugar lo abren empresas como Google o Amazon que literalmente tienen cogido al cliente por los “short and curlies” porque su negocio depende íntegramente del posicionamiento online otorgado por estos gigantes, la cosa puede cambiar mucho.
Dicho de otra manera: si el banco le embarga el coche a una PYME, ésta se puede comprar otro. Pero si Google le embarga el posicionamiento online, o Amazon le embarga su inventario o el acceso al Marketplace desde donde genera la amplia mayoría de sus ventas, quizás el problema es más serio.

Mi Tutorial Paso A Paso ➨ Cómo Crear Tu Propio Blog Desde Cero

x

¿De Verdad Quieres Crear Un Negocio Increíble?

Llévate GRATIS mi guía de 35 páginas para hacerlo bien desde el principio