La mayoría de las personas que comienzan un blog lo hacen inicialmente a tiempo parcial, y es muy posible que tú estés en la misma situación.

Has identificado tu nicho de mercado – probablemente un tema que te apasiona y sobre el que sabes más que la persona media – y sabes lo que tienes que hacer para ir creciendo, pero te falta tiempo.

Probablemente tienes un trabajo, una familia que requiere tu atención, estudios… Al fin y al cabo éstas son tus prioridades en estos momentos, y no el blog, lo cual te provoca una enorme frustración porque crees que si pudieras dedicarle un poquito más de tiempo lograrías despegar.

Pero no tienes tiempo, así que te planteas si realmente merece la pena seguir con esta aventura.

¿Cómo vas a crear contenido extraordinario de forma periódica, interactuar con tus Usuarios en las redes sociales, crear campañas de e-mail marketing y promocionar tu blog siguiendo los pasos que te expliqué en ÉPICO si al mismo tiempo tienes tantas otras cosas que hacer?

La buena noticia es que no eres el único. De hecho, muchos de los bloggers más exitosos del mundo comenzaron exactamente igual que tú. Ellos tampoco tenían tiempo (y no te creas que tenían más conocimientos que tú), pero a pesar de ello sus páginas terminaron por despegar y en la actualidad viven íntegramente de los ingresos que generan sus blogs.

¿Cómo lo hicieron y, sobre todo, cómo lo puedes hacer tú?

Sigue leyendo, porque te voy a explicar la estrategia que siguieron muchos de estos bloggers. Una estrategia que – con muy poco esfuerzo – puedes utilizar tú también.

Lo primero que tienes que hacer es conocer los ingredientes esenciales que comparten muchos de los blogs más destacados del mundo.

Tienes que saber en qué dirección debes caminar.

La Importancia De Conseguir Pequeñas Victorias

Antes de pensar en ganar dinero con tu blog debes construir una audiencia, ya que sin esos Usuarios difícilmente podrás generar fuentes de ingresos relevantes ni sostenibles. La clave para hacerlo es el contenido extraordinario, y en este artículo tienes algunas buenas ideas para empezar.

El buen contenido, sin embargo, no es suficiente; ni siquiera si eres capaz de producirlo semanalmente, o incluso varias veces por semana, porque Internet está repleto de contenidos épicos que nadie conoce.

Tienes que darte a conocer, y en este sentido tanto el posicionamiento SEO como las redes sociales juegan un papel absolutamente crucial. En este resumen y en el eBook ÉPICO: Mi Método Para Encontrar Un Nicho, Construir Un Blog Épico Y Generar Tráfico En 30 Días te explico paso a paso lo que puedes hacer en cada una de estas áreas para ganar visibilidad.

Perfecto, pues ya sabes lo que tienes que hacer (que es un primer paso imprescindible), ¡pero hemos dicho al principio del todo que no tienes tiempo! ¡Cómo vas a hacer todas estas cosas si tienes la mayor parte del día ocupado! ¡Es imposible!

No, querido Lector, no es imposible.

La clave consiste en buscar pequeñas victorias, una detrás de otra, que si bien por sí mismas no significan nada, cuando sumamos todas ellas el efecto es considerable. De hecho, precisamente la suma de todas estas pequeñas victorias es lo que nos permitirá ganar la batalla del marketing online (que, no olvidemos, es una carrera de fondo).

El secreto para lograr estos pequeños hitos es crear nuevos hábitos cada día. Fíjate que aquí lo importante NO es fijarse grandes metas (más bien todo lo contrario), sino programar pequeñas metas relacionadas con nuestro blog en nuestra rutina diaria y – sobre todo – cumplirlas con regularidad.

Todos estamos muy ocupados, pero todos tenemos tiempo para cepillarnos los dientes a diario, ducharnos y comer. La clave, por tanto, es hackear nuestro día a día para incorporar nuevas rutinas que impulsen nuestro blog poco a poco en la dirección deseada.

Si yo te pidiera que encontraras una hora cada semana para escribir un post, quizás me responderías que es imposible.

Pero ¿si te pidiera que encontraras 10 minutos al día para escribir tan solo un par de párrafos? ¿No te parecería más asumible? Probablemente sí.

Una de las frustraciones más comunes que he detectad entre los miembros de La Academia de Marketing Online (incluyendo los que siguen el método descrito en ÉPICO a pesar de que es un plan de actuación diseñado para ejecutarse en 30 días) es la ansiedad de querer hacerlo todo en un día.

Corriendo y deprisa. Tengo que hacer esto, y lo otro, y lo de más allá… ¡Y lo tengo que hacer todo hoy, o durante esta semana a lo sumo!

Cuidado: esta especie de hiperactividad no sólo afecta a bloggers primerizos, sino que otros más veteranos (entre los que me incluyo) todavía tenemos estos brotes de ansiedad que nos hacen querer hacerlo todo en un día por alguna extraña razón.

¿Pero sabes lo único que conseguimos con esa ansiedad? ¿El resultado real de esa hiperactividad e impaciencia? Pues que nos creamos unas expectativas totalmente desmedidas e irreales, nos quemamos prematuramente, y abandonamos cuando nos vemos incapaces de conseguirlas.

Me atrevería a decir que todo el mundo dispone de 10, 15 ó 20 minutos al día que puede dedicar a su blog. Tú, por ejemplo, si has leído este artículo hasta aquí claramente ya dispones de ese tiempo.

¿Pero realmente podemos construir un blog serio y exitoso dedicando 10, 15 ó 20 minutos al día? ¿Qué se puede hacer con ese tiempo?

Pues se pueden hacer un montón de cosas. En primer lugar, revisar los contenidos a los que he aludido anteriormente para saber lo que tienes que hacer y aprender las técnicas imprescindibles de posicionamiento SEO, elaboración de contenidos y promoción en redes sociales (entre otras cosas) que necesitas hacer para que tu blog crezca.

Estrategias de Marketing Online

Hay que ponerle las cosas fácil a Google. Imagen cortesía de Pixabay.

Después de aprender UNA de estas técnicas, te sugiero programar una nueva rutina en tu día para ponerla en marcha. NO intentes poner en marcha decenas de cosas al mismo tiempo, porque entonces difícilmente verás demasiado progreso y normalmente terminarás por no hacer nada. Durante un mes céntrate en una sola cosa – por ejemplo la creación de contenidos o la promoción de tu blog en redes sociales – y programa una nueva rutina diaria en función del tiempo que tengas disponible.

Tu nueva rutina puede consistir simplemente en escribir dos párrafos al día (al final del mes todos esos párrafos sumarán uno o varios posts completos), programar un e-mail para tu lista de suscriptores, o interactuar con 4 ó 5 personas en Twitter. Por poner un ejemplo.

Si finalmente consigues arañar algo de tiempo extra, quitándoselo a otras actividades como por ejemplo ver un capítulo de Los Simpson por enésima vez, perfecto, pero no es necesario. Lo importante es cumplir con lo que te has propuesto, ni más ni menos.

Reitero la importancia de que estas pequeñas victorias estén centradas en un aspecto concreto de tu blog, ya que únicamente de esta forma los resultados serán visibles.

Imagínate que el nuevo hábito que te has propuesto consiste en escribir 15 minutos al día. Eso, al cabo de un mes, supone 450 minutos (7,5 horas). Cuando tengas un poquito más de experiencia, es perfectamente posible que en ese tiempo termines escribiendo por lo menos 3 ó 4 artículos lo que viene a ser el equivalente de un nuevo post cada semana.

Increíble, ¿verdad?

Con todo lo que tienes que hacer y lo ajetreada que es tu vida, y a pesar de que por el momento tu blog es simplemente algo que haces a tiempo parcial, ¿te hubieras imaginado que serías capaz de escribir 3 ó 4 posts al mes?

No quieras hacerlo todo en un día. No te engañes con expectativas irrealizables. Simplemente haz acto de presencia, pero hazlo todos los días.

Just show up“.

La suma de todas estas pequeñas victorias – el simple hecho de hacer acto de presencia cada día – te permitirá conseguir lo que quieras.

¿Tardarás más de lo que tenías previsto? Probablemente sí, pero siguiendo la senda hiperactiva de objetivos inalcanzables nunca hubieras llegado a tu destino y de esta forma sí.

¿No te lo crees?

Anda, inténtalo durante un mes nada más, y después de 30 días echa la vista atrás y haz una lista que incluya todo lo que has conseguido hacer utilizando este método de pequeñas victorias. Te garantizo que esa lista será mucho más larga que si hubieras pretendido encontrar huecos de dos horas para hacerlo todo en un día.

Ah, y si finalmente decides tomarme la palabra, me encantaría que dejaras un comentario y compartieras cuales son TUS pequeñas victorias con las esperanza de que sirvan de inspiración para otras personas.

¡Hasta la próxima, y no olvides compartir!

Mi Tutorial Paso A Paso ➨ Cómo Crear Tu Propio Blog Desde Cero

x

¿De Verdad Quieres Crear Un Negocio Increíble?

Llévate GRATIS mi guía de 35 páginas para hacerlo bien desde el principio