Hoy en día, cualquiera puede crear un negocio en Internet. Sí, sí. Cualquiera. Otra cosa bien distinta es tener una mentalidad de éxito.

Créeme, emprender y ganar dinero online no es tan complicado como suena: las herramientas de marketing online están al alcance de todos, y buena parte de la formación que necesitas circula libremente por la red. Puedes consultarla cuando quieras, y desde donde quieras.

Si lo deseas, puedes trabajar desde casa y no es estrictamente necesario inventar nada revolucionario.

Puedes crear un blog en WordPress con dominio propio por menos de 100 euros al mes, o cualquier otro negocio en torno al marketing de contenidos prácticamente gratis (como por ejemplo un podcast como el mío o un canal de vídeos en YouTube).

No hay que pedir permiso a nadie para crear un negocio en la red. No necesitas ningún carnet y tampoco requieres ninguna titulación. Cualquiera puede intentarlo, pero eso no significa que sea rentable, ni sostenible ni que sepan de lo que están hablando.

Te voy a poner un ejemplo práctico. Sabes que me encantan los ejemplos…

Emprender Con Éxito

Imagen cortesía de Columbia Pictures

Emprendedores con experiencia contrastada

Probablemente hay decenas de miles de blogs (quizás, incluso, cientos de miles) que pretenden enseñarte a crear negocios rentables y ganar dinero por Internet.

Estoy seguro de que algunas personas que escriben en estos blogs tienen experiencia contrastada para impartir lecciones de marketing online y negocios digitales, pero me temo que la inmensa mayoría no ha conseguido absolutamente nada en este terreno (todavía). Por tanto no están cualificados en el terreno práctico para sentar cátedra ni dar demasiados consejos.

No todos los emprendedores pueden decir que han vendido un negocio online por varios millones de euros —algo que yo sí hice con Shopall— así que podríamos decir que tengo cierta credibilidad profesional y algo de experiencia contrastada en este terreno. Por ello, muchos emprendedores me conceden, al menos, el beneficio de la duda.

Luego, si lo que les cuento tiene sentido y funciona, esa credibilidad empresarial se cimenta con resultados prácticos.

Como es lógico, una de las preguntas más frecuentes que me hacen los emprendedores primerizos y veteranos por igual —posiblemente la más frecuente de todas— es la siguiente:

«¿Oscar, cuáles son las claves para construir un negocio de éxito online?»

Veo la expectación en sus ojos, y percibo la anticipación en sus correos. Frecuentemente esperan recibir ese truco, técnica o táctica reluciente que garantice el éxito empresarial.

Exactamente igual que aquél viejo aprendiz de alquimista que está a punto de conocer el secreto para transformar plomo en oro.

«Oscar, ¿cuál es la lección más importante que has aprendido después de 17 años construyendo negocios en Internet?»

Esa es otra pregunta muy común que va en el mismo sentido.

El valor de la mentalidad empresarial

No hay duda. Todos los emprendedores quieren conocer el secreto del éxito, la clave para crear negocios rentables tanto dentro como fuera de Internet, pero muchos buscan la respuesta en lugares inadecuados.

Así que cuando les respondo con esta frase de la película Karate Kid, algunos se quedan un poco desconcertados:

«Primero lavar todos coches. Luego, cera. Dar cera mano derecha, pulir cera mano izquierda. Inspirar por nariz, espirar por boca. No olvides respiración…»

Déjame que te cuente una historia. Porque te gustan las historias, ¿verdad querido Lector?

Pues corría el año 1984, y por aquel entonces yo tenía 8 años. No era ni siquiera un conato de emprendedor.

Cuando se estrenó Karate Kid, vi la película cuatro o cinco veces en el cine. No te exagero. Me apunté a clases de judo en el colegio (era lo más parecido al karate que encontré) y no era infrecuente verme con una bandana azul atada a la frente que me había tocado en el McDonald’s, dando brincos por la casa como una cabra montesa.

Karate Kid marcó mi infancia, de eso no cabe la menor duda, pero también tuvo una profunda influencia en mi vida profesional. Quién lo iba decir. Como ya te he explicado en alguna ocasión, es fácil conectar los puntos mirando hacia atrás, pero no tanto mirando hacia delante.

Emprendedores Alcanzar El Éxito

Es más fácil conectar los puntos mirando hacia atrás. Imagen cortesía de Pixabay.com

De hecho, las enseñanzas del Señor Miyagi forman la base de mi actividad profesional que consiste en ayudar a negocios y emprendedores a construir negocios sólidos en Internet.

Daniel Larusso —mi héroe de juventud— no entendía eso de dar cera con la mano derecha y pulir cera con la mano izquierda. No comprendía lo de pintar la valla del Señor Miyagi, ni por qué tenía que lijar el suelo para aprender karate.

Daniel-San —el joven e impulsivo protagonista de Karate Kid— estaba ansioso por aprender a pelear, de la misma forma que la inmensa mayoría de esos emprendedores que me preguntan por el secreto del éxito están ansiosos por lanzar un negocio rentable y ganar dinero en Internet.

El joven aprendiz de karateca quería atizarle a los malos-malísimos del Cobra Kai (esos caricaturescos macarras ochenteros), y creía que instruirse en la mecánica de la patada y el puñetazo era la mejor opción.

Pero Miyagi basa buena parte del entrenamiento del chaval en la respiración. «Dar cera, pulir cera. Inhalar por nariz, exhalar por boca. No olvides respiración…»

Ese proyecto de luchador no quería aprender yoga ni bricolaje (estaba ansioso por liarse a golpetazos), de la misma forma que muchos emprendedores no quieren ni oír hablar de mentalidad de éxito. Sólo quieren validar sus ideas de negocio y aprender cómo ganar dinero.

Pero todos sabemos cómo termina la película.

Me dedico profesionalmente a los negocios digitales desde hace más de 15 años. Durante este tiempo he conocido a gente maravillosa, he participado en numerosos proyectos de éxito en distintos nichos de mercado y he encontrado el propósito de mi vida. He perdido la cuenta del número de dominios en WordPress que tengo.

Como te decía en la introducción, mi primer startup fue adquirida por varios millones de euros y ahora me dedico a compartir todo lo que he aprendido con otros emprendedores a través de contenidos gratuitos, programas de formación y sesiones privadas de mentoría para que ellos también puedan alcanzar sus objetivos.

Todos estos emprendedores quieren conocer el secreto del éxito, pero lamentablemente muchos pierden el tiempo buscando en lugares inadecuados.

La lección más importante para emprendedores

Resulta que la lección más importante que he aprendido yo en los últimos 15 años —el golpe más eficaz de todos— es que el éxito empresarial es un factor mental.

El éxito empresarial empieza en tu cabeza, y si quieres conseguir tus objetivos debes forjar una mentalidad de éxito apropiada que conduzca a eso que tanto deseas.

Necesitas unos mimbres mentales fuertes, unos cimientos sólidos sobre los que levantarás tu catedral.

El éxito en los negocios digitales no depende exclusivamente de tener una brillante idea de negocio, ni de las herramientas que compres. Tampoco depende de las plataformas que utilices, ni de las campañas de publicidad que implementes, ni de tu estrategia en las redes sociales ni de tu posicionamiento SEO.

El éxito en los negocios digitales no depende del diseño de tu página, la longitud de tus artículos, cuántos focos utilices para iluminar tus vídeos de YouTube ni la compresión que utilices en los archivos MP3 de tu podcast.

Como Crear Negocio De Exito

El secreto del éxito es que no hay secreto. Imagen cortesía de Pixabay.com

Todo eso es importante, claro que sí, y desde luego que no perderás el tiempo aprendiendo y profundizando en todas esas técnicas de captación, retención y monetización de audiencias. Pero sin la actitud mental adecuada —sin los mimbres mentales necesarios— todo eso no sirve para nada.

¿Y en qué consiste la mentalidad de éxito empresarial? ¿Cuál es el secreto?

Mentalidad de éxito

El secreto del éxito es que no hay secreto. Si lo piensas, es bastante lógico.

El éxito es el resultado de preparación, perseverancia y mucho, mucho trabajo. Es el resultado de no rendirte jamás, de no dejarte distraer por objetos relucientes —por muy tentadores que resulten— y de creer en ti mismo.

Eso que llamamos “éxito” no es más que el resultado de definir por qué lo quieres hacer, aprovechar el tiempo que tienes y tener paciencia cuando los resultados tarden en llegar.

El éxito significa ser honrado contigo mismo y también con los demás; significa ser transparente y mostrarte tal como eres con tu audiencia, usuarios, lectores, oyentes, espectadores y clientes.

Aquellos emprendedores que alcanzan el éxito no son perfectos, porque anteponen la inercia a la perfección.

El éxito significa pasar a la acción y confiar que, si perseveras, al final todo saldrá bien. Como dijo Thomas Edison, muchos de los fracasos más sonados pertenecen a personas que arrojaron la toalla sin darse cuenta de lo cerca que estaban del éxito.

Y eso, querido Lector, es lo que intento transmitirte aquí: en cada artículo del blog y en cada episodio de nuestro podcast de marketing online y negocios en Internet.

Mimbres mentales

Recientemente —a petición de mi Audiencia— decidí recopilar los 28 factores más importantes del éxito empresarial (que muchas veces va de la mano del éxito personal) en un libro y audiolibro para que lo tengas siempre a mano:

Mentalidad de Éxito

Todos los emprendedores quieren conocer el secreto del éxito, pero muchos buscan la respuesta en lugares inadecuados. Imagen cortesía de MimbresMentales.com

Se llama Mimbres Mentales, está disponible en formato Ebook y audiolibro, y está dedicado a todos esos emprendedores (y emprendedores en potencia) que quieren alcanzar sus sueños.

Es un camino duro, frecuentemente solitario, y repleto de obstáculos.

Pero confío que Mimbres Mentales —así como todo el contenido que he compartido contigo este año— arrojará luz en tus momentos más oscuros.

Mi Tutorial Paso A Paso ➨ Cómo Crear Tu Propio Blog Desde Cero

x

¿De Verdad Quieres Crear Un Negocio Increíble?

Llévate GRATIS mi guía de 35 páginas para hacerlo bien desde el principio