Te voy a decir una cosa: de entre todos los ingredientes que se necesitan para incrementar la audiencia de un blog, el más decisivo es escribir buen contenido con regularidad.

Puedes dominar el posicionamiento web, pasarte el día interactuando con otras personas en las redes sociales y tener una página visual y funcionalmente mega-fabulosa, pero si no la alimentas periódicamente con contenido de calidad tu audiencia no crecerá de forma sostenible.

Como ya indiqué en esta introducción al SEO, la publicación de contenido de calidad periódicamente es un factor decisivo en el posicionamiento web; parece lógico que si no existe ese contenido, por mucho que interactúes en las redes sociales, tu público potencial no tendrá nada que consumir ni compartir.

Existen millones de blogs en la red y no es nada fácil generar contenido que aporte valor añadido (y mucho menos hacerlo con cierta regularidad), pero desde que a principios de 2014 puse en práctica una serie de principios para multiplicar mi productividad creo que voy por buen camino.

A pesar de que todavía no he conseguido publicar un post al día de forma consistente (seguramente podría forzar la máquina para alcanzar ese objetivo, pero no quiero hacerlo a expensas de la calidad del contenido), desde luego estoy satisfecho con el progreso. Además, mi misión en la vida no es publicar un artículo diario sino ayudarte a construir un negocio sólido en Internet y ganar dinero de forma sostenible con el marketing online.

En el artículo de hoy voy a explicarte exactamente el método que sigo yo para generar contenido de calidad periódicamente, maximizando mi productividad y aprovechando el poco tiempo libre que tengo.

Quizás tú tienes el lujo de poder dedicarle todo el tiempo que quieras a tu negocio en Internet, pero por el momento no es mi caso. Y seguramente tampoco es el caso de muchos lectores de esta página : (

Tengo un trabajo normal que me mantiene ocupado todo el día (afortunadamente está directamente relacionado con el marketing digital así que aprendo muchas cosas que puedo aplicar aquí en el blog y viceversa).

Además de mi trabajo full-time tengo dos hijos pequeños con sus correspondientes actividades extraescolares los fines de semana, una familia bastante extensa a la que veo con cierta regularidad, varios proyectos en Internet además de esta página (por ejemplo http://www.posefy.com) y algún otro experimento más. Por si fuera poco, adoro ver películas y series de televisión. Ocasionalmente imparto clases de marketing digital. Me encantan los videojuegos. Y leer, me gusta mucho leer. Hasta he publicado un par de libros

Vamos, que no me aburro.

Sin embargo, durante los últimos meses he desarrollado un método que parece estar funcionando. Evidentemente dista mucho de ser perfecto, y todavía quedan muchísimos flecos por pulir, pero está dando resultados.

Consta básicamente de 4 partes que resumiré a continuación, porque quizás te sirva a ti también.

1. La chispa inicial

El primer paso para crear contenido de forma más o menos periódica es – lógicamente – pensar sobre lo que vas a escribir. Necesitas algún tipo de inspiración o chispa inicial…Pero si solamente dispones de un par de horas libres al día, no tiene mucho sentido gastarlas pensando en lo vas a escribir. Es demasiado arriesgado, ya que podría agotarse el tiempo y si no te ha venido la inspiración no producirás nada ese día.

Así que este proceso – buscar la inspiración o al menos ser receptivos cuando llegue – debe de estar corriendo en la trastienda de la cabeza en todo momento; aunque sea de forma subconsciente. Como la memoria RAM.

No creo demasiado en la inspiración divina, pero he comprobado que si cultivas una serie de hábitos que propicien un estado de “receptividad mentallas ideas te vendrán con mucha mayor facilidad.

En mi caso hay dos momentos fundamentales en el día para esto: mientras conduzco hacia y desde la oficina, y cuando estoy en el gimnasio (aproximadamente una hora tres días a la semana).

Durante estos huecos (que al final suman muchas horas durante la semana) suelo escuchar podcasts de marketing online norteamericanos. Mis favoritos actualmente son Smart Passive Income de Pat Flynn, Internet Business Mastery de Jeremy Frandsen y Jason Van Orden, This Is Your Life de Michael Hyatt y Entrepreneur on Fire de John Lee Dumas). Estos podcasts son muy informativos, me permiten estar a la última de lo que se cuece en el sector, y activan mis antenas de “receptividad mental”.

Finalmente, cuando me meto en la cama, echo mano de mi viejo iPod Video que tiene ya  8 ó 10 años (está claro que no hace falta tener lo último en tecnología sino aquello que te funcione bien a ti) y me quedo dormido escuchando alguno de los podcasts mencionados anteriormente que son una extraordinaria fuente de inspiración.

* Indirecta * Sería fabuloso que existieran más podcasts en español sobre este tema ¿verdad?

No tengo mucho tiempo para leer (por eso prefiero aprovechar los ratos libres que tengo con el formato audio), pero durante los fines de semana y demás ratos muertos utilizo Feedly (el agregador de feeds RSS heredado de Google Reader) para repasar las principales fuentes de información que sigo incluyendo:

The KISSmetrics Marketing Blog
The Conversion Scientist
Landing Page Optimization Blog
Conversion XL
Marketing Experiments
The Buffer Blog
Razor Social
Amy Porterfield
Jon Loomer
Cognitive SEO
Matthew Woodward
Point Blank SEO
Backlinko
Unbounce
Coppyblogger
Problogger
Social Triggers
The Blog Tyrant

2. Capturas las ideas

Hay que estar siempre preparados para capturar esas valiosas ideas cuando llegan – no vaya a ser que se nos olviden – por tanto nunca me separo de mi fiel iPhone 4 y cada vez que surge una idea potencial para un artículo lo apunto en la aplicación de notas.

La amarilla de toda la vida, ni Evernote ni historias raras. La aplicación de notas más sencillita de todas.

En el salpicadero de mi coche llevo una vieja libreta de notas azul con su correspondiente mini-bolígrafo, y tengo otra más en la mesilla de noche al ladito de mi cama.

Y sí, frecuentemente me pitan en los semáforos.

En estas libretas (tanto la electrónica del móvil como las tradicionales de papel) escribo las ideas que se me van ocurriendo para futuros posts: normalmente incluyo un título (provisional) y un par de frases con lo que quiero comunicar.

3. El primer borrador

Cada noche – entre aproximadamente las 22:00 cuando todo el mundo en mi casa se ha ido a la cama y las 00:00 cuando intento irme a dormir yo – echo un vistazo a mis notas (ver más arriba), selecciono un tema sobre el que me apetezca escribir y empiezo a preparar un boceto inicial.

El boceto inicial suele consistir en unas 500-700 palabras (excepto para tutoriales o artículos más complejos que tienden a ser más largos), y no tiene demasiada estructura; simplemente una introducción, una serie de párrafos más o menos ordenados con cada uno de los puntos que considero relevante tratar en el post, y una conclusión.

4. Repaso final y publicación

Después de preparar este boceto inicial, lo siguiente que hago es abrir el boceto que preparé la noche anterior (que ya ha reposado durante aproximadamente 24 horas), termino de redactarlo y programo la publicación aquí en http://www.OscarFeito.com para la mañana siguiente.

No te creas que siempre cumplo con los planes y los horarios previstos, pero como la mecánica es siempre la misma aprovecho los huecos libres durante el resto de la semana (incluyendo la hora de comer durante los días que no voy al gimnasio y las horas muertas durante los fines de semana) para hacer básicamente lo mismo.

Conclusión

Y tú, ¿tienes un método para crear contenido de forma regular? Déjanos un comentario o cuéntamelo en Twitter.

Mi Tutorial Paso A Paso ➨ Cómo Crear Tu Propio Blog Desde Cero

x

¿De Verdad Quieres Crear Un Negocio Increíble?

Llévate GRATIS mi guía de 35 páginas para hacerlo bien desde el principio