Uno de mis objetivos para este nuevo año es escribir – con cierta regularidad – sobre pequeñas empresas dentro y fuera de nuestro país que a mi juicio sean especialmente innovadoras o que destaquen por su potencial de generar negocio.

Estas pequeñas reseñas no buscan trasladar al lector un análisis exhaustivo y definitivo sobre estas empresas, sino más bien despertar su interés por nuevas ideas, sectores o empresas especialmente innovadoras para que el propio lector – si así lo desea – investigue cada caso en mayor profundidad.

Comenzaré esta nueva etapa con Garmz.com, una empresa austriaca creada en 2008 (primera versión de la página web lanzada en junio de 2010) basada en democratizar el proceso productivo en la industria de la moda. Garmz quiere trasladar al público la decisión sobre qué productos y accesorios se fabrican, poniendo patas arriba un sector que tradicionalmente ha sido dominado por un pequeño grupo de diseñadores muy influyentes.

El funcionamiento del servicio es relativamente sencillo, y al menos en teoría aporta un considerable valor añadido a todas las partes implicadas. En primer lugar, potenciales diseñadores (o simplemente aficionados del mundo de la moda) suben a Garmz.com sus diseños que pueden ser bocetos más o menos sofisticados. Posteriormente, los demás miembros de la comunidad pueden votar por sus diseños favoritos determinado así qué productos se producen y cuáles no. Por último, diseñadores profesionales transforman los diseños más populares en prototipos que pueden reservarse a través de la página web. Por último, siempre y cuando un número suficiente de usuarios se comprometan a comprar el producto, se realiza una pequeña serie de producción que puede comprarse a través de la página web. Los artífices de estos diseños reciben un porcentaje de los ingresos generados a través de la venta de los productos, y a diferencia de otras empresas similares establecen el margen deseado por unidad.

El modelo de Garmz basado en involucrar a la comunidad de usuarios en el diseño de sus productos (soy reacio a utilizar la palabra ‘Crowdsourcing’), ha sido probado con éxito por otras empresas como Threadless.com, y a mi juicio constituye una pieza clave en el Comercio Electrónico del futuro. La involucración de la comunidad de usuarios en lo que esencialmente es un comercio electrónico tiene 3 ventajas fundamentales: (1) la reducción de costes al disponer de un amplio grupo de gente pensando en nuevos diseños (2) establecer un vínculo especial entre el usuario, que participa directamente en la toma de decisiones sobre los productos que finalmente se venden, y la compañía (3) esta comunidad, precisamente debido a su rol directo en el proceso de producción, actúa de altavoz a través de su presencia en redes sociales para prescribir y recomendar aquellos productos en cuyo diseño o fabricación han participado de forma directa.

Garmz.com ha sido uno de los 10 ganadores en la cuarta ronda de Seedcamp, captando de esta forma una inversión de 50,000€. A cierre de 2010, la empresa contaba con 14 empleados y oficinas en Londres, Viena y Sofía.

Otras empresas a seguir en este sector incluyen Usebrand.com, UStrendy.com y Threadless.com. Espero que podamos ver cada vez más iniciativas de este estilo en otros sectores.

Mi Tutorial Paso A Paso ➨ Cómo Crear Tu Propio Blog Desde Cero

x

¿De Verdad Quieres Crear Un Negocio Increíble?

Llévate GRATIS mi guía de 35 páginas para hacerlo bien desde el principio