¿Sabes qué? OscarFeito.com no es el blog más leído de marketing online. De hecho, en estos momentos ni siquiera está entre las 10 primeras posiciones, pero lo estará. Estoy seguro de que lo estará.

No sé si tardaré un año, cinco, o diez, pero este blog llegará a liderar la tabla y será un referente en su sector.

Y tú, querido Lector, tienes el honor de formar parte de la tribu de early adopters que lo hará posible. Aprovecho la ocasión para darte las gracias, y seguro que no será la última vez. Desde luego no es la primera

Pero mientras tanto, con cada nuevo lector que se suma a nuestra tribu y con cada Usuario que se anima a dejar su primer comentario o compartir un post, me siento tremendamente afortunado.

Me siento afortunado porque cuando partes desde la última posición en la parrilla de salida, como es mi caso, sólo puedes ir a más. Y en mi caso ir a más es algo tan sencillo —pero tan importante— como ayudar a una sola persona a poner en marcha su negocio en Internet. O quizás darle alguna idea para mejorar lo que ya está haciendo, o simplemente ayudarle a generar un dinero extra todos los meses.

Cuando uno cree ciegamente en lo que está haciendo, y trabaja inquebrantablemente con la misión de ayudar a los demás, a veces es mejor no ser primero.

Sigue leyendo y te explicaré por qué, y cómo puedes mantener la motivación diaria aunque tus objetivos parezcan inalcanzables…

A Veces En Major No Ser El Primero

La mentalidad del emprendedor nos lleva a perseguir la primera posición en todo lo que hacemos: el vídeo más visto en YouTube, la primera posición en Google para una determinada búsqueda, el podcast más escuchado en una determinada categoría de iTunes o el blog con más páginas vistas de nuestro nicho.

Esto de por sí no es malo, siempre y cuando no pierdas de vista tu Single Motivating Purpose; eso que realmente te empuja a hacer lo que haces.

Cuando empezaste a buscar un tema para tu blog, ¿tu objetivo era ocupar la primera posición de un ranking o ayudar a un determinado grupo de personas a solucionar un problema? No hay nada malo en lo primero, siempre y cuando sea un resultado directo de lo segundo.

Según mi experiencia, cuando uno no ocupa la primera posición es más fácil seguir una trayectoria ascendente. Cada nuevo suscriptor, cada nuevo comentario y cada nuevo fan que descubres es una victoria que te acerca a tu meta.

Pero en marketing online las metas no son estáticas; siempre puedes atraer a un nuevo Usuario, siempre puedes interactuar con un nuevo seguidor, siempre puedes ayudar a una persona más. Y esto es más difícil de olvidar cuando sabes que no ocupas el primer puesto en una tabla.

Cuando eres primero, tu peor enemigo eres tú mismo; y ese es el peor rival que puedes tener. Al poco rato empiezas a cometer fallos, a despreciar a tu Audiencia, y a pensar que tu posición es infranqueable.Sin embargo, cuando eres primero (y créeme, yo lo he conseguido en distintos nichos de mercado) es relativamente sencillo descuidarse y pensar que ya has conseguido tu objetivo. La complacencia te arropa entre sus orondos brazos, te sientes a gusto, y empiezas a perder el ímpetu.

Claro que tenemos que seguir luchando y seguir mejorando día tras día en nuestra actividad de marketing digital, pero no para alcanzar una posición en una tabla o para lograr un hito en Google Analytics, sino para cumplir tu Propósito Motivador Único (yo describo el mío detalladamente aquí).

Cuando las cosas van mal, y los resultados llegan más despacio de lo previsto (o directamente no llegan), tu Propósito Motivador Único es la gasolina que te permite perseverar. En general se trata de algo que tiene un impacto real sobre tu vida y la de los demás; el producto de un talento, conocimiento o habilidad especial que tienes, algo que tiene un efecto energizante y que intrínsecamente forma parte de quien eres.

Las métricas —incluyendo los ránkings, el número de suscriptores, los lectores o las páginas vistas— son útiles en tanto en cuanto nos ayudan a inferir (que no a medir objetivamente) nuestra tendencia y nuestro progreso. Pero si tu Propósito Motivador Único se reduce a ocupar el primer puesto en un ranking o alcanzar cualquier otro tipo de vanity metric, antes o después caerás.

Así que, querido Lector (y fíjate que escribo Lector con “L” mayúscula), si todavía no eres primero no te preocupes.

El camino del marketing online es tan largo como cada uno de nosotros queremos que sea, y lo importante no es llegar a un determinado destino sino disfrutar – y hacer disfrutar – durante nuestro recorrido.

¿Cómo puedes mantener la motivación diaria y subir tu autoestima, aunque todavía estés lejos de cumplir tus metas?

Una cualidad básica del liderazgo es mantener la autoestima y no perder la motivación, incluso cuando no alcanzas tus objetivos.

En este vídeo te explico en qué consiste la maldición del ganador, y por qué la mejor forma de aumentar tu autoestima es abandonando el perfeccionismo obsesivo:

Muchas gracias por leer, y no olvides compartir: no para ayudarme a escalar puestos en un ranking, sino para ayudar a otros que sólo necesiten un pequeño empujón para ponerse en marcha.

PD — Si no me crees a mí, échale un vistazo a una de las creatividades más famosas de todos los tiempos (Paula Green para Avis):

Anuncio Avis

Mi Tutorial Paso A Paso ➨ Cómo Crear Tu Propio Blog Desde Cero

x

¿De Verdad Quieres Crear Un Negocio Increíble?

Llévate GRATIS mi guía de 35 páginas para hacerlo bien desde el principio