En 1997 Apple Computer (o más bien la agencia TBWA/Chiat/Day) creó una potente campaña publicitaria en torno al eslogan Think Different (“Piensa Diferente”).
Quizás uno de los fragmentos más memorables de esta oda a la locura – dedicada a célebres personajes de la historia contemporánea incluyendo Albert Einstein, Bob Dylan, Martin Luther King, Mahatma Gandhi y Pablo Picasso entre otros – es su conclusión:
Mientras que algunos los ven como locos, nosotros vemos genios.
Porque la gente que está lo suficientemente loca como para pensar que pueden cambiar el mundo, son los que logran hacerlo.
Durante los últimos 17 años, esta campaña publicitaria ha inspirado a miles de emprendedores a cambiar el mundo (o por lo menos a intentarlo).
Sin embargo, el Think Different también ha desalentado a muchos otros potenciales emprendedores a poner en marcha su proyecto en Internet porque al fin y al cabo su idea ni era tan revolucionaria ni iba a cambiar el mundo.
Parece que hoy en día toda startup, todo proyecto en Internet, debe aspirar a cambiar el mundo; pero al fin y al cabo, ¿tu blog sobre técnicas para bajar de peso, enseñar marketing online o compartir recetas de cocina para celiacos va a ser tan revolucionario?
Pues resulta que sí.
Tu blog puede transformar el mundo. Independientemente de tu nicho de mercado. Quizás no directamente, pero sí inspirando a miles de personas que pueden hacerlo gracias a ti. Y que, a su vez, inspirarán a otros.
Todo gracias a ti.
Esto lo descubrí recientemente a raíz de un correo electrónico que recibí de un lector de esta página, precisamente en un momento en el que me planteaba lo maravilloso que sería hacer algo más aparte de enseñarte a construir un negocio sólido en Internet (que, por otro lado, no es poco).
Sigue leyendo y ponte cómodo, porque te voy a contar una historia.

Hace un par de semanas, siguiendo la rutina que te conté aquí, estaba terminando de escribir un artículo para el blog y me disponía a irme a la cama.
Comprobé mi correo electrónico una última vez, y había un mensaje nuevo en la bandeja de entrada.
El mensaje era una respuesta al correo electrónico de confirmación que reciben los lectores después de registrarse gratuitamente en La Academia de Marketing Online, en el que pregunto si puedo ayudarles en algo y qué tipo de contenidos les gustaría ver en el blog.
He editado el mensaje ligeramente para proteger la privacidad del lector (a quien he pedido permiso previamente para publicarlo), y venía a decir lo siguiente…
Muchas gracias,

Sí que tengo un tema en concreto, y hasta hice una planificación de lo que quiero hacer…

Soy de [PAIS] tengo [XX años], y trabajo como inspector de riesgos en una compañía de seguros.

Habitualmente mi medio de transporte es la moto, en la que recientemente tuve un accidente importante: politraumatismo con fractura de costillas, fémur, nariz, laceraciones en la cara, brazos, tronco, cadera, pelvis… En fin, bastante fuerte [el Lector me remitió una serie de fotografías y radiografías y francamente tenía mala pinta…]

Estuve muchas horas en cama, y aunque tengo mucho apoyo de mi familia es muy fuerte pasar por todo esto… No es fácil, así que he pasado muchas horas pegado al ordenador buscando palabras de aliento o quizás un espacio donde pueda refugiarme y encontrar personas que estén pasando por algo similar.

En mi país suceden accidentes de tráfico graves a diario, y generalmente afectan a personas sin recursos. No tienen póliza de seguro, ni pueden acceder a la sanidad privada; sólo pueden esperar a que el hospital estatal les atienda, y las listas de espera son largas…

A raíz de mi experiencia he decidido crear un blog con el fin de ayudar de manera emocional a todas las personas que atraviesen una experiencia similar, ya que sólo cuando uno está de este lado entiende lo que se pasa… Me gustaría explicar definiciones de politraumatismo, dietas, recomendaciones, y que tanto los pacientes como sus familiares participen y aprendan a atacar este problema moral y anímicamente.

Siempre estaré agradecido contigo. En lo que me puedas seguir guiando, te lo agradecería. De verdad muchas gracias.
Creo que sobran las palabras.
Cuando recibes mensajes de este estilo – independientemente de la temática de tu página web y aunque pienses que no estás haciendo absolutamente nada para cambiar el mundo – sabes que vas en la dirección acertada.
Yo no sé si este Lector en concreto conseguirá lanzar su proyecto o no (aunque ya tiene un esbozo de site aquí), y en el caso de que lo haga si tendrá la paciencia de perseverar. Claramente capacidad de lucha no le falta, y desde esta página le apoyaré en todo lo que pueda.
Lo que sí sé es que gracias al contenido de esta página, gracias a esos artículos que he ido publicando religiosamente ignorando si realmente interesaban a alguien, este Lector ve factible poner en marcha algo que indudablemente puede cambiar la vida de muchas personas.

Ayuda a otras personas a solucionar sus problemas y cambiarás el mundo
CLICK AQUÍ PARA TWITEAR ESTA FRASE

Fíjate que la razón de ser de OscarFeito.com y La Academia de Marketing Online no es paliar el hambre en el mundo, ni acabar con la mortalidad infantil en África, ni luchar contra alguna peligrosa epidemia. Aplaudo a quienes tengan esas metas tan ambiciosas y loables, pero no son las mías. Al menos de forma directa.
Este blog existe con el modesto propósito de enseñar a personas (como este Lector) a construir su propio negocio y generar ingresos en Internet; pero como hemos visto, quizás gracias a las técnicas y conceptos que comparto aquí otras personas pueden hacer mucho más.
Hagas lo que hagas en tu blog, página web o negocio en Internet nunca pierdas de vista tu razón de ser.
Ayuda a otras personas a solucionar sus problemas (en cualquier ámbito), céntrate en aportar valor cada día, y cambiarás el mundo.
Una persona a la vez. Aunque te llamen loco.

Mi Tutorial Paso A Paso ➨ Cómo Crear Tu Propio Blog Desde Cero

x

¿De Verdad Quieres Crear Un Negocio Increíble?

Llévate GRATIS mi guía de 35 páginas para hacerlo bien desde el principio