Los fieles Oyentes de La Academia de Marketing Online (tu podcast gratuito sobre marketing digital, emprendedores y negocios en Internet) saben que el contenido de calidad es la piedra angular del marketing en Internet.

Si no tienes Audiencia, puedes conocer y poner en práctica todas las técnicas de monetización habidas y por haber, pero no vas a generar ingresos significativos de forma sostenible.

En la era del Marketing de Contenidos, el contenido (junto con tu personalidad a la hora de crearlo y compartirlo) es la gasolina que pone toda la maquinaria en marcha.

Los blogs, los podcasts, los canales de YouTube, los webinars e incluso las redes sociales no son ni más ni menos que mecanismos para transmitir y multiplicar el alcance de esos contenidos.

Demuestra que eres capaz de solucionar los problemas, dudas, retos y frustraciones de tu Audiencia, y todos esos Lectores, Oyentes o Espectadores empezarán a prestarte atención al tiempo que tu autoridad se expande como una mancha de aceite.

Pero, claro, no es fácil crear contenido épico, y es más difícil todavía hacerlo semana tras semana.

Sé a ciencia cierta (porque me lo han dicho) que muchos Lectores y Oyentes de La Academia de Marketing Online no tienen tiempo para crear buenos contenidos periódicamente.

Algunos están empezando a construir su negocio online a tiempo parcial y tienen poco tiempo libre para su proyecto, mientras que otros se dedican a tiempo completo pero tienen muchas otras cosas que hacer y la creación de contenidos pasa a un segundo plano.

En cualquier caso, el dilema es evidente: sabes que el contenido es crucial para crear un negocio rentable en Internet, sabes que es importante que ese contenido lleve tu sello y tu propia personalidad, pero no tienes ni el tiempo ni la inspiración para crear contenidos extraordinarios todas las semanas.

¿Qué puedes hacer? ¿Puedes delegar o subcontratar la creación de contenido a redactores freelance sin renunciar a la calidad?

De eso, precisamente, te voy a hablar hoy…

Redactores Freelance

Subcontratar tu marketing de contenidos

Antes de que me eches encima medio litro de gasolina y me prendas fuego por hereje, déjame explicarme…

No te voy a sugerir que subcontrates TODO tu trabajo de contenidos a redactores freelance, ni que publiques en tu web principal TODO el contenido que subcontrates.

Relájate.

Lo que te estoy diciendo es que tenemos un problema (demasiadas cosas que hacer para consolidar tu negocio online y un número limitado de horas en el día) y debemos encontrar una solución.

Buscar Redactores Freelance

Imagen cortesía de Wix

A veces, la primera solución que nos viene a la cabeza ante este tipo de problema es, simplemente, hacerlo nosotros mismos.

Claro que sí. Sabemos que esto de construir un negocio sólido, rentable y duradero requiere tenacidad y perseverancia, con lo cual vamos a demostrar nuestro sacrificio haciéndolo absolutamente todo (aunque no tengan ningún sentido hacerlo y a efectos prácticos supone un harakiri empresarial).

Como te he comentado más de una vez, el resultado habitual de hacerlo todo por tu cuenta es el Síndrome del Superhéroe, y no suele terminar bien. La calidad de tu contenido se resentirá, tu negocio se resentirá, tu salud física y mental se resentirá, y probablemente acabarás tirando la toalla porque no se cumplen tus expectativas.

Trabajo De Redactor

Imagen cortesía de Pixabay

Hay distintos tipos de contenido, se publican en distintos lugares, y no es imprescindible que tú te ocupes de hacerlo todo.

Aunque suene a sacrilegio eso de SUBCONTRATAR TU CONTENIDO (al fin y al cabo, ¿no hemos quedado en que el contenido es la piedra angular de muchos negocios en Internet?), vamos a ser selectivos…

Qué contenido se puede subcontratar a redactores freelance

Obviamente, hay ciertos contenidos (por ejemplo tu página About Me o Acerca De donde explicas a tu Audiencia quién eres, qué diablos estás haciendo en Internet y por qué deberían prestarte atención) que no es buena idea delegar a redactores freelance.

¿Cómo vas a delegar un contenido tan personal?

No. Me temo que eso todavía lo tienes que hacer tú y no es un contenido que debes subcontratar.

Tampoco te sugiero subcontratar a escritores externos esos contenidos épicos con los que pretendes demostrar TU autoridad en una materia concreta, TU experiencia académica, TU trayectoria profesional o TUS vivencias personales para solucionar algún tipo de problema, reto o frustración de tu Audiencia.

No. Todo eso lo vas a seguir teniendo que hacer tú.

Sin embargo, hay dos tipos de contenido que sí puedes delegar a encargar a colaboradores externos o redactores freelance por una módica tarifa:

  1. Contenidos “de base”
  2. Contenidos para terceros

Los contenidos de base son aquellos contenidos que, simplemente, tienes que tener cuando te desenvuelves en un determinado nicho de mercado (sí o sí).

Por ejemplo, si yo tengo un blog sobre los parques temáticos de Disney en Orlando (¡lo tengo de verdad!) en algún momento tendré que explicar cuántos parques temáticos tiene Disney en Orlando, cuántos hoteles hay, cuántas habitaciones tienen, cuándo empieza la temporada alta y la temporada baja, qué tiempo hace cada mes del año, cuál es el rango de precios para niños y adultos, cuándo se inauguró el parque y qué atracciones hay.

Redactor Freelance De Calidad

Imagen cortesía de Pixabay

Digamos que esos contenidos no aportan un extraordinario valor añadido ni van a iluminar el universo por su originalidad, pero tienen que estar. Los tiene la Wikipedia, los tiene la web oficial de Disney, los tienen otras doscientas mil páginas en Internet, pero si yo estoy en ese nicho de mercado, también las tengo que tener yo.

Eso es el contenido de base: una información que aporta valor a tu Audiencia, que no puedes no tener, pero es lo que es.  No da para mucho más, y tampoco se pueden hacer florituras. Es un tipo de contenido que los anglosajones llaman un “commodity”, y lo puede ofrecer tanto Juana como su hermana.

Probablemente NO vas a construir un negocio estratosférico gracias a esos contenidos exclusivamente (a no ser que seas un pro del posicionamiento SEO) pero no puedes NO tenerlos.

Y ese contenido se puede subcontratar a colaboradores freelance y redactores externos.

El otro contenido que puedes delegar es el contenido que se publica en sitios de terceros.

Como bien sabes, el Guest Posting o Post de Autor Invitado consiste en publicar un artículo en una página web que no es la tuya.

Los posts invitados tienen varias ventajas.

En primer lugar, cuando publicas contenido en un blog o en una página que no es la tuya te conocerán más personas y aumentará tu alcance.

Escritor Freelance

Imagen cortesía de Pixabay

El impacto real de ese alcance dependerá de una serie de factores (incluyendo la calidad del contenido que has publicado y la autoridad que tenga la página donde lo has compartido), pero por regla general, más alcance es mejor que menos alcance.

En segundo lugar, el Guest Posting también te puede generar enlaces entrantes que son un factor absolutamente fundamental en el Posicionamiento SEO como nos explicó Dean Romero en el Episodio 176 de La Academia de Marketing Online.

Contratar Redactores

Por tanto, el valor estratégico de publicar un contenido en una web ajena puede variar.

Si realmente quieres dejar a los Lectores de algún gurú o influencer en tu nicho de mercado con la boca abierta y convertirte en su nuevo héroe, no sólo tendrás que compartir tu mejor contenido sino que también tendrás que imprimir tu propio sello a la pieza (recuerda: las personas conectan con personas, no sólo con contenidos, por muy útiles que sean).

Eso no es fácil de subcontratar a redactores externos.

Sin embargo, en el contexto de un buen plan de marketing, ¿crees que es preferible un sólo Guest Post absolutamente extraordinario o diez Guest Posts bien apañaditos?

Si tuviera que elegir, yo me quedo con lo segundo. Y eso sí se puede subcontratar, especialmente si esos artículos están basados en contenidos que ya has publicado previamente.

Dónde encontrar redactores freelance para tu contenido

Perfecto, ya sabes qué contenido vas a subcontratar.

Y ahora, ¿dónde diablos encuentras a un redactor freelance o pones una oferta de trabajo para que alguien te lo escriba?

Cuando uno finalmente reúne el coraje para decir NO al Síndrome del Superhéroe y comprende la importancia de subcontratar tareas puntuales en su negocio online, lo primero que le viene a la cabeza son los típicos directorios de trabajadores freelance.

Aquí tienes unos cuantos:

Cómo Contratar Redactores

No te digo que NO vas a encontrar buenos redactores profesionales en estas plataformas (seguramente sí), pero si ya tienes una Audiencia (por pequeña que sea) yo te recomiendo empezar a buscar redactores freelance entre esas personas que ya te conocen.

Como te expliqué en este artículo, cuando busco colaboradores o trabajadores freelance de cualquier tipo (incluyendo redactores de contenido), yo personalmente me fijo en seis cualidades: pasión por el nicho de mercado, visión compartida, conocimientos prácticos, capacidad para resolver problemas, atención al detalle y compromiso.

Aunque tus seguidores no tienen por qué tener conocimientos prácticos, capacidad para resolver problemas o atención al detalle, lo normal es que si siguen tu blog, tu podcast o tu canal de YouTube al menos SÍ tendrán algún tipo de interés en tu nicho de mercado y probablemente también compartirán tu visión y tu forma de hacer las cosas (¡por algo te siguen!)

Así que yo empezaría por ahí.

Cursos De Marketing En PDF

Imagen cortesía de Pixabay

La tercera sugerencia para encontrar redactores freelance—un recurso absolutamente fundamental— es Lowpost.

Como hemos dicho anteriormente, el contenido de calidad es la gasolina que alimenta los mejores blogs y páginas web del mundo; es el que resulta atractivo para Google y el que se publica con regularidad.

Pero el contenido de calidad también te permite destacar en páginas de terceros a través del Guest Posting y en plataformas como LinkedIn y Medium que te permiten publicar tu propio contenido.

Antes de hablarte de Lowpost, quiero ser completamente transparente: son patrocinadores de La Academia de Marketing Online, pero aunque no lo fueran tendría que mencionarlos en un artículo sobre la subcontratación de contenidos a escritores externos y redactores freelance porque se dedican exactamente a eso.

Básicamente Lowpost es una plataforma especializada en crear contenidos de calidad a medida para todo tipo de negocios en Internet.

Contratar Contenidos Freelance

Allí encontrarás más de 12.000 redactores freelance profesionales, evaluados objetivamente y clasificados en distintas temáticas para crear el contenido que necesitas (100% personalizado), cuándo lo necesitas y con las tarifas más competitivas del mercado (por cierto, puedes registrarte en www.oscarfeito.com/lowpost para probar el servicio gratuitamente y recibir hasta 30 euros en contenido para tu blog o página web).

3 ideas para subcontratar contenido

Perfecto, pues ya tienes una idea (en líneas generales) del tipo de contenido que puedes subcontratar y también te he dado unas cuantas ideas para encontrar redactores freelance.

¿Qué te parece si vamos un poco más allá con tres ejemplos concretos de cómo puedes delegar la redacción de artículos a escritores freelance?

UN POST TOP 10

Seguramente has leído decenas de artículos que te presentan cinco productos, recursos o herramientas para hacer esto o diez herramientas para hacer aquello.

¡Yo mismo publiqué uno con no cinco, ni diez sino 100 herramientas de marketing online!

Te voy a contar un secreto: no hace falta que lo hagas tú.

Ciertamente el valor en este tipo de posts está en identificar esas Top 5 o Top 10 cosas útiles, interesantes, relevantes o curiosas (esa parte SÍ la puedes hacer tú) pero puedes delegar el trabajo de escribir los detalles a Lowpost, un redactor freelance de tu propia comunidad o cualquiera de las otras plataformas que te he sugerido.

Puedes imprimir tu propio sello personal al contenido añadiendo un par de párrafos explicando cómo utilizas cada uno de los productos, recursos o herramientas que se presentan en el post, pero fíjate que no es lo mismo “un par de párrafos” que escribir 400 ó 500 palabras describiendo cada una en minucioso detalle.

Ah, por cierto, este tipo de contenido también puede publicarse como Guest Post o en plataformas como LinkedIn y Medium que tienen su propia Audiencia orgánica.

UN POST COLABORATIVO

Los posts colaborativos son una forma extraordinaria de multiplicar tu visibilidad y, además, ofrecen a tu Audiencia un mayor valor añadido gracias a la participación de otras personas en tu nicho de mercado.

¿Y sabes una cosa?

Para publicar un post colaborativo técnicamente no necesitas la colaboración de nadie (aunque te lo agradecerán siempre y cuando enlaces adecuadamente a todas las partes implicadas), y tampoco necesitas escribirlo tú.

Te voy a poner un ejemplo.

Imagínate que tengo un blog de salud y quiero escribir un artículo sobre lo que opinan 10 prestigioso cardiólogos sobre la diabetes y la hipertensión.

Qué sé yo, soy hipocondríaco y es lo primero que se me ha ocurrido.

Pues bien, estoy absolutamente seguro de que no es la primera vez que alguien hace esa pregunta, y en Google habrá cientos de entrevistas y vídeos donde esos mismos cardiólogos comparten su opinión sobre ese mismo tema.

Sólo es cuestión de buscarlo, redactar un artículo resumiendo todas las opiniones y enlazar tanto al experto como a la pieza de contenido donde has encontrado su aportación.

¡Y eso también lo puedes subcontratar a un redactor freelance!

REESCRIBIR TU MEJOR CONTENIDO

Recuerdo que una de las cosas que más me frustraba cuando empezaba con La Academia de Marketing Online era renunciar a publicar Guest Posts en prestigiosos blogs y páginas web del sector por la sencilla razón de que NO tenía tiempo material para escribir esos contenidos.

No se me pasaba por la cabeza buscar un redactor freelance para esas tareas, porque entendía que si me habían pedido esos artículos a mí es porque era yo quién los tenía que escribir.

Sí y no.

Por ejemplo, si yo (personalmente) he escrito 15 ó 20 artículos sobre podcasting, técnicas de generación de Audiencias o técnicas de monetización, ¿es estrictamente necesario que sea yo (personalmente) quien vuelve a escribir un artículo tratando básicamente los mismos puntos, pero utilizando otras palabras?

Ves por dónde voy, ¿verdad?

Cuando hablamos de subcontratar o delegar contenidos, no implica exclusivamente la creación de nuevos contenidos desde cero, sino también de adaptar contenidos que has escrito previamente para otras Audiencias.

Por tanto, mi tercera sugerencia es que te apoyes en redactores freelance y plataformas como Lowpost no sólo para crear contenidos nuevos desde cero, sino también para re-escribir tus mejores piezas y ponerlas frente a personas que quizás todavía no te conocen.

Mi Tutorial Paso A Paso ➨ Cómo Crear Tu Propio Blog Desde Cero

x

¿De Verdad Quieres Crear Un Negocio Increíble?

Llévate GRATIS mi guía de 35 páginas para hacerlo bien desde el principio