A principios de este mes Walmart.com, una de las mayores tiendas online de los Estados Unidos, agregó más de 1 millón de nuevas referencias a su ya amplio catálogo de productos. Estos productos, sin embargo, serán comercializados por otras tiendas virtuales que pasarán a formar parte del nuevo entorno comercial “Walmart Marketplace” y que abonarán a Walmart.com una comisión por cada transacción realizada u originada desde su sitio (se desconocen por el momento más detalles del modelo económico).

El objetivo de Walmart.com, según su propio responsable de marketing, es ser la tienda online más visitada y mejor valorada por los usuarios. Siguiendo los pasos de eBay y Amazon que ya ofrecen desde hace tiempo productos de terceros, la iniciativa de Walmart.com puede resultar muy rentable. El razonamiento, al menos sobre el papel, es cristalino y se basa en el hecho de que el usuario de Internet es libre para escoger dónde quiere comprar y dispone de herramientas que le permiten buscar productos, comparar precios y tomar una decisión de compra informada en cuestión de segundos (por ejemplo en España, a través de Shopall.es empresa de la cual soy socio). Si el Usuario de Walmart.com anda buscando un determinado producto pero no lo encuentra en su página, irá a buscar a otro sitio. Y aunque encuentre el producto en Walmart.com, es muy probable que antes de realizar la compra visitará igualmente otra(s) tienda(s) para comparar precios. Pero si Walmart ya le ofrece toda la información– fundamentalmente precios del producto en otras tiendas – está prestando el mejor servicio posible al usuario, facilitando el flujo de información de mercado y obteniendo un beneficio económico incluso cuando el usuario opta por comprar en otra tienda. Y por encima de todo, está fidelizando a ese usuario con su transparencia.

El pasado mes de Julio Walmart.com atrajo a 33 millones de usuarios únicos, comparado con los 67 millones de Amazon y los 70,5 millones de eBay según la empresa de análisis Compete. Aunque la facturación de Walmart está todavía muy lejos de Amazon (1.700 millones de dólares versus 20.000 millones de dólares en 2008) no están tan lejos en cuanto a número de usuarios únicos y esta iniciativa puede dar un fuerte impulso a Walmart.com.

Shopall lleva varios años sugiriendo este tipo de iniciativas a los principales retailers de este país, pero en el 99% de los casos me miran como si estuviera loco… ¿Quién en su sano juicio promocionaría productos de competidores desde su propia web? Creo que lo que hay que valorar en primer lugar es hasta qué punto la tienda A realmente es un competidor de la tienda B, y en segundo lugar hasta qué punto el impacto de esta medida (más usuarios, mayor fidelidad, mejor monetización del tráfico existente) puede contrarrestar cualquier potencial riesgo.

¿ElCorteIngles.es enlazando a productos de Carrefour.es? Yo tampoco lo veo, pero tiene lógica piénsenlo; al menos sobre el papel.

Mi Tutorial Paso A Paso ➨ Cómo Crear Tu Propio Blog Desde Cero

x

¿De Verdad Quieres Crear Un Negocio Increíble?

Llévate GRATIS mi guía de 35 páginas para hacerlo bien desde el principio